El Jumilla Habitacasa ha logrado encadenar la segunda victoria consecutiva de la temporada tras vencer por 0-4 al AD Ceutí Atlético en un partido en el que por el marcador puede parecer que resultó fácil, pero la balanza no se desequilibró hasta el minuto 68.

Partido trampa en Ceutí, donde había mucho más que perder que ganar

Los de Guardia llegaban a esta nueva jornada tras vencer por la mínima en la anterior a La Copa CF en el Uva Monastrell, por lo que el objetivo en Ceutí no era otro que volver a sumar puntos y no concederle nada a un equipo que hasta la fecha no llevaba puntos.

3 palos y un gol anulado es el balance del Habitacasa en la 1ª mitad

Para la ocasión Guardia introdujo varios cambios en el once titular ya que todos los jugadores están trabajando bien y necesitan coger minutos e ir entrando en estas rotaciones.

El equipo salió desde el principio a por la victoria mientras que el rival esperó atrás para pillarlos a la contra. En esta primera mitad el marcador no se movió pero las ocasiones fueron para Jumilla con dos largueros, un palo y un gol anulado por fuera de juego.

Moha inauguró el marcador superado el minuto 60 de partido

Ya en la segunda mitad y con el 0-0 todavía en el electrónico, Jumilla continuó dominando ante un rival que esta vez si adelantó algo más sus líneas, pero a partir del gol de Moha en el 68 el rival se diluyó y Jumilla fue ampliando la renta paulatinamente hasta el 0-4 en un partido trampa en que tenían mucho que perder y poco que ganar.

Segunda victoria consecutiva y 3 puntos que los dejan en la décimo segunda posición a 4 puntos del Cieza

Al final 3 puntos más que les hace subir a la décimo segunda posición con 10 puntos, a 4 de distancia del siguiente clasificado que es el Club Deportivo Cieza.

Esta semana la competición hace un parón para volver el fin de semana del 16 y 17 de diciembre. En esa jornada, la décimo segunda, el Jumilla Habitacasa recibirá en el Uva Monastrell al Mula, equipo que va justo por detrás de ellos con solo un punto menos por lo que se presenta otro duelo en el que la victoria es obligada.