Nueva jornada para el equipo senior de Club Balonmano Jumilla que en la tarde del sábado recibía a su inmediato perseguidor en la clasificación, Maristas Cartagena, en busca de arrebatarle al conjunto vinícola el liderato.

En un estado de forma excelente y con las gradas del Carlos García hasta la bandera, el conjunto jumillano buscaba la octava victoria consecutiva encarando ya el tramo final de la fase regular de la liga.

Ya en el partido arrancaría la contienda con un Jumilla que quiso ponerse por delante en el marcador desde el minuto 1. Resolviendo con acierto en defensa y contundente en sus ataques, serían los locales quienes dominarían el marcador en los primeros compases de partido.

Comenzaban a erigirse las figuras destacadas desde bien temprano. Con una gran aportación en ataque, Pedro Javier lanzando desde la frontal y Pajarillo haciendo una auténtica sangría por el extremo, intentaban poner tierra de por medio con Cartagena. Pero un gran José Luis, que acabaría el encuentro con 7 tantos, mantenía a los visitantes en la pelea por el partido.

También ganaban protagonismo las defensas y ahí Jumilla también tenía sus hombres clave. Palao y Alberto cerrando por dentro conseguían desbaratar varios ataques del rival. Y por si fuera poco, antes de marcharnos al descanso comenzaba a aparecer uno de los héroes de la tarde. Chema se ponía el mono de trabajo y sin acordarse de que bien podría ser el padre de alguno de sus compañeros, comenzó su épica actuación parando penaltis de Cartagena.

Nos marchábamos al descanso 15-12 para los nuestros y todo por decidir en la segunda parte. Una segunda parte en la que la tónica sería bien parecida a lo que habíamos tenido en los primeros treinta minutos.

Jumilla seguía resolviendo sus ataques con efectividad, también con Pablo y Jero aportando sus tantos. En defensa Chema volvía loca a la grada del pabellón parando hasta dos penaltis más y levantando los vítores de la afición.

Empezaban los vinícolas a alejarse poco a poco en el marcador mientras que el crono avanzaba imparable. Cartagena veía cómo se le empezaba a escapar el partido y aunque la ventaja para los nuestros nunca llegó a ser demasiado abultada, las sensaciones sobre el parqué eran de un dominio total del encuentro para Jumilla.

A falta de 10 minutos para acabar el partido Cartagena contaría con una superioridad numérica de tres jugadores tras tres expulsiones casi seguidas de Jumilla, pero ni con esas consiguieron recortar distancias.

Los últimos instantes del partido fueron un mero trámite y la contienda concluía con el marcador final de 31-24 que le otorga a los nuestros dos puntos muy importantes para consolidar el liderato y ganarle incluso el golaveraje a Maristas Cartagena a falta de 6 jornadas para que acabe la liga.

Este próximo fin de semana los de Juan Muñoz descansarán con la tranquilidad de saber que pase lo que pase en la jornada, seguirán líderes para encarar el siguiente encuentro frente a Loma Roldán.

Pablo y Chema, dos de los “héroes” del partido.