Una veintena de agricultores se han concentrado esta mañana a las puertas de Bodegas Fernández, situada en la Avenida de Murcia. Se trata de proveedores de uva de esta bodega que exigen que los gerentes de la empresa les digan cuando les piensan pagar la uva de la cosecha de hace tres años, que todavía les deben.

Nicasio Abellán, viticultor afectado

Nicasio Abellán, viticultor afectado

Nicasio Abellán, en representación de los agricultores, ha lamentado la deriva de esta emblemática bodega, fundada por la familia Fernández hace ya más de un siglo y que ahora se encuentra en una delicada situación económica.

Hace cuatro meses este grupo de agricultores recibieron una propuesta por parte de la bodega en la que les ofrecían una quita del 33% de la deuda, y a pagar el resto en un plazo de diez años con los dos primeros de carencia. Los agricultores afectados no se mostraron de acuerdo con la negociación y la empresa les propuso pagar el 100% de la deuda pero igualmente en diez años con los dos primeros de carencia.

Las intenciones de Bodegas Fernández, según nos cuenta Nicasio Abellán, es reflotar así la empresa, “¿como van a reflotar la bodega si aquí no vamos a traer nadie uva?, se pregunta Abellán.

La propuesta de los agricultores es que los propietarios actuales vendan la bodega y les paguen, pues consideran que no es factible mantener una empresa que ya está muerta.

La lista de acreedores es muy extensa, según Nicasio Abellán, a los más de cien agricultores a los que se les debe parte de la liquidación, se unen varios bancos, Seguridad Social, proveedores, trabajadores, etc. El montante total de la deuda asciende a más de millón y medio de euros, declara Abellán. Que también asegura que la bodega ya ha recibido varias ofertas de compra basadas en el supuesto activo de la empresa que asciende a tres millones y medio de euros.

Los agricultores afirman que hasta el momento no han podido establecer contacto con los gerentes de Bodegas Fernández, solamente han podido hablar con los trabajadores de la empresa.

Desde el departamento de informativos hemos contactado con la gerencia y nos han comunicado que tienen intención de reunirse con los afectados a partir de mañana miércoles, en las condiciones que la situación de pandemia permita. Hermógenes Fernández, como gerente de la Bodega, nos ha asegurado que es una situación pasajera y que pretenden regularizar la situación con los viticultores afectados.