El Día de la Candelaria se celebra cada 2 de febrero para conmemorar los pasajes bíblicos de la presentación de Jesús en el templo y la purificación de la Virgen tras el parto. En estos actos, Cristo representa la luz del mundo mostrada por su madre en el santuario de Jerusalén, que viene a iluminar a todos como la vela o las candelas, de donde deriva el nombre de Candelaria.

En Jumilla, como en tantos otros municipios, es tradición acercarse a las parroquias con los más pequeños para ser presentados en el templo, al igual que la Virgen María hizo con el niño Jesús.

Además del término principal, “Día de la Candelaria“, al segundo día de febrero también se le conoce como la Presentación del Señor, la Purificación de María, la Fiesta de la Luz o la Fiesta de las Candelas.

La Candelaria y la previsión del tiempo

El 2 de febrero es una fecha importante en el calendario porque a partir de hoy quedan aproximadamente los mismos días para que se acabe el invierno de los que ya pasaron desde que se inició la estación. Antiguamente, para los agricultores la Fiesta de la Candelaria significaba el comienzo de un tiempo más cálido que implicaba jornadas más largas en el campo, lo que les permitía incrementar las cosechas