El pasado 9 de junio se puso en marcha el Real Decreto 557/2020, por el que se adoptan medidas extraordinarias en el sector del vino para hacer frente a la crisis causada por la pandemia de COVID-19.

Dentro de las medidas de apoyo dirigidas al sector vitivinícola, (los agricultores productores de uva), por el COVID-19 se ha establecido una ayuda para realizar la COSECHA EN VERDE EN VIÑA, en la que nuestra Comunidad Autónoma ha acordado participar.

El plazo marcado por el Decreto para presentar estas ayudas finaliza el próximo 23 de junio, han de solicitarse a la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente.

Antonio Carrión, secretario general de UPA en el Altiplano

Antonio Carrión, secretario general de UPA en el Altiplano

El secretario General de UPA en el Altiplano, Antonio Carrión, insto a los viticultores a estudiar la posibilidad de acogerse a esta medida, señalando el corto plazo que tienen para presentar la solicitud.

El importe de la ayuda fijada, tanto para secano como para regadío, será de 1.322,08 €/Ha., y no se tendrá en cuenta el rendimiento de los años anteriores.

Antonio Moreno, responsable de Agricultura y Agua de UPA Región de Murcia, advirtió de la importancia de que los viticultores se dirijan cuanto antes a su bodeguero para que les digan si en el momento de la cosecha madura se quedarán con la uva o no. Para poder estudiar con más datos si les interesa cosechar en verde.

Antonio Moreno, responsable de Agricultura y Agua de UPA Región de Murcia

Antonio Moreno, responsable de Agricultura y Agua de UPA Región de Murcia

Moreno lanzó un mensaje a los bodegueros que en los últimos años se están quejando de que está desapareciendo la superficie de viñedos para vinificación, pidiéndoles que apuesten en esta campaña por esas uvas de calidad, “están ustedes a tiempo de que esa uva no se tire al suelo” aseguró, instándoles a reunirse con sus viticultores para negociar un precio digno de la uva en la campaña que les de garantías y les anime a no acogerse a esta “cosecha en verde”.

Por otra parte UPA agradece al Ministerio que haya puesto en marcha esta medida, ya que es una ayuda que llega directamente al agricultor, con capacidad de liberar producto del mercado, al contrario que la destilación y el almacenamiento que van dirigidas exclusivamente al bodeguero.

La pandemia de COVID-19 está provocando una importante perturbación del mercado vitivinícola. Y estas medidas han salido para amortiguar esta situación, principalmente para los que no tengan seguridad de que podrán entregar sus cosechas a unos precios razonables.