Al comienzo de la primavera, cada año, las orugas procesionarias comienzan a bajar de los pinos, pero este año, el aumento de las temperaturas y la ausencia de precipitaciones han adelantado la temporada de la procesionaria y el inicio de la campaña.

Hoy martes 30 de enero comienza la campaña

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Jumilla solicitó a la Dirección General de Patrimonio Natural y Acción Climática que se adoptaran las medidas oportunas para el control de la procesionaria en los montes públicos del municipio. Desde esta dirección general se anunció que los trabajos de la campaña contra este peligro comenzarán en varios municipios de la región a partir de hoy martes 30 de enero, entre ellos Jumilla.

Se trabajará en montes públicos, jardines y zonas rurales

Ante el peligro y la preocupación social que genera esta plaga, también se va a trabajar de forma conjunta con los jardineros municipales para que actúen con rapidez y eficacia en aquellos jardines y zonas rurales donde exista la presencia de procesionaria, con el fin de que las zonas de paseo y recreo sean seguras.

Desde la Concejalía de Medio Ambiente se informa que la procesionaria supone un peligro para personas y animales domésticos, ya que estas orugas poseen unos pelos urticantes muy pequeños que se desprenden con gran facilidad de su cuerpo y son causantes de las reacciones adversas que provocan.

Se recomienda también vigilar a nuestras mascotas cuando estemos en zonas donde hay pinos y cedros, además de acudir inmediatamente al veterinario si les pica una oruga o lavar la zona con agua caliente, ya que inactiva la toxina.

Si como ciudadano, se observa la presencia de alguna de estas orugas procesionarias, puede comunicarlo al Ayuntamiento de Jumilla a través de la aplicación CuidaJumilla.