El presidente del Gobierno de la Región de Murcia, Fernando López Miras, manifestó ayer la urgencia para que el Ejecutivo central asuma la situación de sequía y restricciones de agua en toda España y convoque a todas las Comunidades para elaborar y aprobar un Plan Hidrológico Nacional.

Pide inversiones, infraestructuras y solidaridad

Para López Miras, esa coordinación debe plasmarse, “en la firma de un acuerdo entre todas las comunidades, con inversiones, con infraestructuras y desde la solidaridad, poniendo de acuerdo a todos”.

El máximo responsable autonómico hizo este llamamiento tras presidir en San Esteban la reunión en la que se analizó la situación actual de los recursos hídricos en la Región de Murcia. Al respecto, pidió al Gobierno de España “que tenga preparado un decreto de sequía, porque la situación del regadío de la cuenca es muy preocupante”.

Dicho decreto “debe estar redactado con el fin de aprobarlo de forma inmediata en cuanto sea necesario y se puedan movilizar todos los recursos extraordinarios posibles para atender las necesidades de los regantes de la cuenca”. La Región de Murcia, afirmó, “se ha enfrentado al segundo período más seco de la última década”, y la cuenca dispone de 72 hectómetros cúbicos de agua menos que el año anterior, “lo que afecta de forma directa a los recursos disponibles para los regantes”.

La Región de Murcia depura el 99 % del agua y reaprovecha el 98 %

Sin embargo, en un escenario de cortes de agua en otras autonomías, López Miras puso en valor que la Región no esté sufriendo estas restricciones “a pesar de ser la comunidad más deficitaria en materia de agua”. Así, lo atribuyó a que “nosotros convivimos con la sequía desde hace años, y eso nos ha llevado a aprender cómo aprovechar al máximo cada gota de agua. Depuramos el 99 % del agua y reaprovechamos el 98 %, frente al 9 % de la media en España y el 5 % en Europa”.

Comparecencia del presidente del Gobierno de la Región de Murcia

El agua: cuestión de Estado

La complicada situación de las reservas de agua en Andalucía, Cataluña y otros territorios hace, según López Miras, “que para algunos sea ahora más fácil entender aquello que venimos diciendo desde hace mucho en la Región de Murcia: el problema del agua debe abordarse con rigor, con seriedad, con criterios técnicos, y, sobre todo, desde una visión nacional, porque el agua es una cuestión de Estado”.

Además, trasladó a esas regiones su solidaridad y apoyo a sus reivindicaciones, ya que “respaldamos cualquier planteamiento para compartir agua y llevarla donde se necesite. Si Cataluña pide un trasvase y lo necesita, adelante, y lo mismo ocurre con Andalucía. Pero lo que demuestra esta situación es que no puede abordarse el asunto del agua de manera aislada”.