La Piscina Municipal Climatizada se encuentra cerrada al público desde el pasado 18 de diciembre por un problema técnico en la zona de calderas, y tras estas más de dos semanas de cierre, la concejala de Deportes, María Herrero, ha explicado que problemas tiene la instalación y cuál es su estado actual.

La responsable del área deportiva explicaba que lleva trabajando como monitora y socorrista en la piscina desde el año 2003 y añadía que, “en estos 20 años he visto todo lo que se ha hecho, pero lo más importante, también he visto todo lo que no se ha hecho”.

Problema en la zona de calderas

En primer lugar, Herrero ha indicado el problema actual y último en la instalación, que viene de la zona de calderas, “se ha roto el quemador de la caldera, que es lo que hace mantener una temperatura adecuada tanto en el agua como en el ambiente. Es un repuesto muy poco habitual y nos han dicho que tardará en llegar 2 o 3 semanas”, y matizaba que el estado actual de la instalación dejaba mucho que desear, “es un auténtico desastre, porque una vez esté arreglada la caldera, cabe la posibilidad de sufrir algún otro percance y tengamos que volver a cerrar”.

En su comparecencia ha realizado un repaso por todas las zonas de máquinas de la instalación, explicando paso a paso el estado de la maquinaria. Según ha comentado, hay un informe de hace 4 años en el que se pide homogeneizar las bombas para reducir la probabilidad de roturas y no se ha hecho. El descalcificador llega 3 o 4 años roto, decía, se han pedido varios presupuestos en estos últimos años y siguen sin cambiarse.

Las tuberías, con más de 20 años, deben actualizarse a la normativa legal vigente

En cuanto al estado de las tuberías, “hay tuberías que tienen más de 20 años y están al límite, y además tiene que sufrir actualizaciones a la normativa legal. En la sala de bombas debería haber 2 bombas y desde hace ya 6 años solo hay una, la de repuesto no está. Además, tenemos un grupo electrógeno por si se va la luz poder mantener encendida la iluminación y la caldera, que tampoco funciona”.

“La piscina cuenta con una válvula de 3 vías para regular la temperatura del agua, se puede seleccionar la temperatura del agua y se regula sola, pues tampoco funciona desde hace varios años”, añadía la concejala de Deportes.

La concejala afirma que la instalación sufre un abandono total de unos 15 años

La instalación está cerrada desde el 18 de diciembre y no se descartan más cierres

Continuando en esta línea, apuntaba Herrero que, “la desumestadora, que actualmente reduce la humedad y mantiene la temperatura de la estancia, debería estar funcionando con al menos dos motores, aunque se recomienda uno más, pues tiene solo un motor y estamos esperando que se ponga el segundo motor desde el año 2014”. Además, añadía que, “el día que ese motor falle, tendremos que volver a cerrar otro mes completo”.

La concejala María Herrero ha concluido apuntando que la piscina, “necesita entre 100.000 y 150.000 euros para solucionar todos sus problemas y corregir la dejadez absoluta de los últimos, 9, 10, 12 y 15 años con esta instalación”.

María Herrero se ha comprometido a dejar la instalación al día antes de completar la legislatura

Por último, ha augurado buenos presagios y ha explicado que, “nos tocará a nosotros ahora arreglar este desastre que tenemos, y además me comprometo a hacerlo”. La responsable del área de Deportes ha explicado también que se intentará llevar a cabo durante este verano, ya que la piscina deberá estar cerrada durante las reparaciones.

“No sé si podremos hacerlo todo en este año, en 2025 o cuándo, pero pretendo acabar la legislatura teniendo una piscina en las condiciones que merece”, decía para concluir. Antes de finalizar, ha comentado que ha trasladado sus disculpas a los clubes perjudicados con el cierre de la piscina.