La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación ‘Yetrack’, una investigación que ha permitido destapar un entramado presuntamente delictivo dedicado a la supuesta modificación fraudulenta de números de bastidor de vehículos agrícolas. Tres personas han resultado detenidas y otras tres investigadas como presuntas autoras de los supuestos delitos continuados de falsedad documental, estafa y de pertenencia a grupo criminal. La investigación se inició el pasado mes de junio, cuando la Guardia Civil detectó ciertas anomalías en varios vehículos agrícolas cuyo número de bastidor aparecía con signos de haber sido manipulado.

Desde ese momento, investigadores del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT), del Sector de Tráfico de la Guardia Civil, se centraron en averiguar el origen de estas supuestas manipulaciones de las que, al parecer, los propietarios no eran conocedores. De esta forma averiguaron que todos los tractores habían sido adquiridos en un concesionario de la Región de Murcia, de los que se dedican a la venta de vehículos agrícolas. Los indicios obtenidos por la Guardia Civil fueron puestos en conocimiento de la autoridad judicial que autorizó el correspondiente mandamiento de entrada y registro en la sede de la mercantil investigada. El registro se saldó con la intervención de distinta documentación, un ordenador con los sistemas operativos oficiales de la marca y punzones presumiblemente utilizados para la manipulación de los números de bastidor.

Según se desprende de la investigación era en el propio concesionario de vehículos donde, presuntamente, se manipulaban los números de bastidor, vendiendo los tractores con marca, modelo y motorización distinta a la solicitada por el comprador, lo que ha sido verificado por la Benemérita mediante un sistema de diagnosis oficial que permite la identificación del vehículo. De esta forma entregaban al cliente los tractores, registrados con las marcas y modelos que creían haber adquirido. La empresa fabricante de los vehículos agrícolas –una multinacional con sede en Italia y principal fabricante mundial de este tipo de vehículos–, ha colaborado con los investigadores del GIAT prestando los apoyos necesarios para constatar la trazabilidad de los mismos, siendo estos de marcas como Same, Deutz-Fahr y Lamborghini.

En Murcia, Almería y Alicante

Durante la investigación, la Guardia Civil realizó numerosos dispositivos para la localización de vehículos agrícolas sospechosos de ser objeto del supuesto entramado delictivo, lo que ha permitido la inspección de más de 200 tractores, hallando, hasta el momento, 27 de estos con supuestas anomalías en el número de bastidor.