La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de la Región de Murcia (UPA), denuncia que el proyecto de Ley de Presupuestos de la CARM para 2024, que prevé romper su techo histórico, incluye una reducción de más del 4,5 % de recursos con los que dota a la Consejería de Agricultura, expresando de esta forma que las actuaciones dirigidas al sector agrario no son prioritarias para el Gobierno Regional.

Ante esta situación, UPA ha hecho un llamamiento a los grupos parlamentarios de la Asamblea Regional y a los que sustentan el actual Gobierno, para que se corrija esta deficiencia.

El incremento en la partida para los seguros agrarios la consideran insuficiente

La organización señala como rotundamente insuficiente el incremento que experimenta la partida destinada a apoyar la contratación de los seguros agrarios, alejada todavía de su máximo histórico perdido hace ya bastantes años y en un contexto en que la frecuencia e intensidad de las incidencias climáticas sobre las producciones agrarias es mayor que nunca.

Reducción de la partida que se destina a las Organizaciones Profesionales Agrarias

UPA señala también como elemento a corregir la escasez de recursos que se destinan a apoyar la labor que desempeñan las Organizaciones Profesionales Agrarias más representativas de la Región de Murcia (UPA, ASAJA y COAG), con una dotación presupuestaria que se sitúa en niveles de la década de los 90 (sin tener en cuenta la inflación).

Por todo ello, UPA insiste en la necesidad de que los Presupuestos de la Consejería de Agricultura para 2024 se adecuen en mayor medida a la relevancia económica y social y al carácter estratégico del sector agrario murciano. Para ello, la acción política de los grupos parlamentarios resulta indispensable y UPA interpela a todos ellos a expresar su sensibilidad y compromiso con los agricultores y ganaderos murcianos.