Por segundo año consecutivo la Fiesta de Exaltación del Vino ha estado marcada por la situación sanitaria del momento, llevando a la organización del acto a implementar cambios y realizarla de manera bastante diferente a lo tradicional.

“Este año no hemos querido dejar pasar este día sin realizar una actividad que nos recuerda que la Exaltación del Vino es un acto de reconocimiento, de homenaje y de puesta en valor del trabajo y del producto de nuestra tierra”, decía el concejal de Agricultura, Juan Gil, al inicio del acto.

En esta edición, el evento se trasladó a la Plaza de la Glorieta que es el lugar que recoge la mayoría de los actos programados para estos días de fiestas. Tuvo entrada gratuita y aforo limitado.

Previo a la bienvenida del concejal se proyecto un vídeo de promoción de la Feria y Fiestas de Jumilla.

Una de las novedades del acto, respecto a la edición de 2020, fue el toque de humor y música en directo que estuvo a cargo del monologuista manchego José Boto y de la banda Murband, que deleitaron al público presente con una selección de clásicos de los 70 y 80.

Actuación musical de Murband

Murband

Tras la actuación musical subieron al escenario el presidente de la Asociación Murciana de Enólogos, Antonio Caravaca, el presidente de la Asociación de Empresarios del Vino, Lorenzo Abellán, el presidente de la Ruta del Vino, Sebastián García, el presidente de la Federación de Peñas de la Fiesta de la Vendimia, Guillermo González, el presidente del Consejo Regulador, Silvano García y la alcaldesa de Jumilla, Juana Guardiola que fue la encargada de pronunciar el brindis:

“Bajo el cielo estrellado, rindamos merecido homenaje a nuestros agricultores, expertos en superar dificultades, a nuestros bodegueros que elaboran año tras año un vino cada vez mejor y porque no, a quienes lo consumen, disfrutan con todos los sentidos, sus aromas y sabores, y todo lo que implica un sorbo de vino. Porque el vino es mucho más que una bebida al uso, como bien dijo ya Quevedo <para conservar la salud y cobrarla, si se pierde, conviene alargar en todo y en todas maneras el uso del beber vino por ser con moderación el mejor vehículo del alimento y la más eficaz medicina>, efectivamente el vino es alimento, es saludable bien consumido, es economía de nuestro pueblo, es compartir, es unir personas, es cultura, son raíces que en nuestro caso son milenarias. El vino forma parte de nuestras vidas, de nuestros recuerdos y lo hará en nuestro futuro, por tanto ahora en el recuerdo a quienes han sufrido o sufren en esta pandemia y deseando que todo acabe cuanto antes, es el momento de que alcemos nuestras copas y brindemos todos juntos por la vida, por los recuerdos, por todos los buenos momentos compartidos con un buen vino de Jumilla para que vuelvan y los podamos disfrutar juntos, brindemos a las estrellas. ¡Viva Jumilla!”.

Un espectáculo de fuegos artificiales, luces y sonido puso el punto y final al brindis de la Exaltación 2021.