La Comisión Europea tiene previsto estudiar la posibilidad de nuevas ayudas para el sector del vino, muy afectado por el impacto de la crisis provocada por la pandemia de la covid-19, según indicó el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

El comisario europeo de Agricultura se ha comprometido a estudiar la propuesta efectuada y a analizar, en su caso, las eventuales disponibilidades presupuestarias a este efecto.

El asunto se tratará de nuevo en la reunión de ministros europeos en abril. España y otros países (Alemania, Francia, Italia, Austria, Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, Grecia, Hungría, Malta, Eslovaquia, Eslovenia y Rumanía) han presentado una declaración para pedir más ayudas.

Planas indicó que el sector ha sufrido especialmente el impacto de la pandemia porque “los vinos de calidad tienen en el sector Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías) uno de sus clientes fundamentales“. Esta circunstancia “ha llevado a que el sector acumule un importante volumen de existencias sin vender en el momento de la campaña de comercialización en que nos encontramos”.

En particular, se ha pedido a la Comisión Europea que destine fondos “suplementarios”, que no se basen en la reserva de crisis, sino en cantidades no ejecutadas.

La Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) había solicitado al Ministerio que pidiera a Bruselas fondos adicionales para establecer medidas de gestión de crisis que permitieran ajustar el exceso de oferta a la demanda.

Las organizaciones agrarias y cooperativas agroalimentarias europeas (COPA-Cogeca), el Comité Europeo de Empresas del Vino y la Asamblea de Regiones Europeas Vitivinícolas también apoyan la iniciativa española.