La moción de censura presentada ayer en la Asamblea Regional por los grupos parlamentarios de Ciudadanos y Socialista podría, de salir finalmente adelante como parece previsible, dejar en manos de la formación naranja la Consejería de Agricultura, según las primeras conversaciones entre ambos partidos.

Las informaciones que han trascendido hasta la fecha es que la presidencia del Gobierno regional sería para Ana Martínez Vidal (Cs), quien ayer fue cesada de su cargo de consejera de Empresa, Industria y Portavocía, junto al consejero de Transparencia, Participación y Administración Pública, José Gabriel Sánchez Torregrosa.

Los otros dos consejeros de Cs –Isabel Francisco (vicepresidenta y consejera de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social) y Miguel Motas (consejero de Empleo, Investigación y Universidades)– mantienen sus respectivas carteras por decisión del todavía presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras.

Además de la Presidencia, Ciudadanos obtendría tres consejerías (una menos que en la actualidad) y entre ellas estaría la de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, que pasaría a denominarse probablemente Consejería para la Transición Ecológica y que, aunque seguiría manteniendo las competencias del sector agro, todavía no está resuelto si mantendría la palabra ‘Agricultura’ en su nombre.

Diversas fuentes consultadas apuntan que, por el momento, se barajan varios nombres para ostentar esta nueva cartera, incluyendo el de una persona ‘independiente‘, pero sigue en el aire quién podría ser finalmente designado/a, ya que Martínez Vidal anunció hace varias semanas que prefiere altos cargos afiliados a Cs que fichajes externos.

No obstante, las competencias de este departamento, que llevaría aparejada la difícil gestión del Mar Menor, podría complicar la designación de su responsable, tanto por lo poco atractivo de la tarea a realizar, como por la necesidad de concitar a una persona que aúne capacidad de gestión y talante negociador, para ‘desatascar‘ la enconada relación que mantiene el actual Gobierno regional del PP con la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y con el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco).

El terremoto político de la presentación de la moción de censura, que acabaría con 26 años del Partido Popular al frente del Gobierno de la Región de Murcia, pilló ayer de viaje en Madrid al consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, quien visitó la capital de España para, entre otros asuntos, reunirse con el ministro de Consumo, Alberto Garzón.

Las mismas fuentes consultadas confirmaron el ambiente de “estupor” y “enorme zozobra” que se respiraba ayer en la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, y relataron el “gran nerviosismo” reinante en varios departamentos, en especial los relacionados con el Mar Menor y los recursos hídricos.

Por su parte, el PSOE tendría seis consejerías, entre ellas las de Sanidad y Educación.