El coordinador local de Vox en Jumilla, Juan Agustín Carrillo, ha trasladado en rueda de prensa el malestar de los trabajadores del mercado de los martes, de los considerados no esenciales que montan sus puestos en el Paseo Poeta Lorenzo Guardiola y que están sufriendo de forma directa las restricciones. Lo primero que denuncia Carrillo es la consideración de “no esenciales” por parte de la alcaldesa a este colectivo, “todo trabajo es esencial porque el trabajo es el que lleva el pan a una casa y a una familia”, apunta.

Según el coordinador de Vox, ha recibido diversas llamadas telefónicas por parte de los vendedores ambulantes para denunciar su precaria situación, asegurando que se había llegado a un acuerdo verbal entre el ayuntamiento y estos trabajadores en el que se estipulaba que el martes 16 de febrero montarían sus puestos la mitad de los vendedores y el martes siguiente, 23 de febrero la otra mitad, por último acordaron que el martes pasado, 2 de marzo podrían realizar su trabajo todos los vendedores, “este es el compromiso verbal que acuerdan entre consistorio y este sector”, asegura Carrillo.

Pero la mayor sorpresa, “fruto de la gestión chapucera y a rebufo del Equipo de Gobierno”, apostilla Juan Agustín Carrillo, llegó el pasado martes, cuando se suponía que podrían montar el 100% de los puestos, pero no fue así, solamente pudieron montar el 50% de los comerciantes.

El coordinador de Vox asegura que ha recibido innumerables llamadas de los trabajadores de este sector, alertando de la situación y asegurando que se sienten engañados, criminalizados y desprotegidos por el equipo de gobierno del partido socialista.