La portavoz municipal del PP, Seve González, ha dado a conocer la solicitud que han realizado al Equipo de gobierno para que informe a los vecinos de la nueva normativa regional sobre eliminación de restos vegetales donde queda prohibida, con carácter general, la quema de rastrojos y demás restos vegetales procedentes de la poda, excepto por razones fitosanitarias acreditadas.

Orden del BORM del 5 de enero

González ha recordado que el BORM del 5 de enero recogía la nueva Orden de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca por la que se dictan las medidas fitosanitarias a adoptar en caso de acumulación de restos vegetales. Esta Orden deja claro que la quema de restos de poda está prohibida; que quemar no es una alternativa sino una excepción cuando no exista ningún otro método de eliminación y suponga un riesgo que ponga en peligro la producción de determinados cultivos y la propagación de plagas.

Declaración Responsable e informe técnico

Para otorgar mayor seguridad jurídica tanto a los interesados como a las administraciones, se establece la necesidad de presentar una Declaración Responsable que se acompañe de un informe técnico de un asesor en Gestión Integrada de Plagas, como actuación previa a la realización de esta medida.

Cuando la quema afecte o pueda afectar a la población del núcleo urbano, se deberá presentar el justificante de presentación de la Declaración responsable y el informe técnico favorable ante la administración local.

El asesor que firma el informe debe estar inscrito en el ROPO

La Orden publicada en el BORM recoge un modelo de Declaración Responsable que los agricultores deberán presentar en la Consejería de Agricultura para acreditar la existencia del riesgo fitosanitario y la imposibilidad de eliminación mediante triturado o picado. Esta Declaración responsable deberá acompañarse obligatoriamente de un informe técnico emitido por un asesor en Gestión Integrada de Plagas, inscrito en el Registro Oficial de Productores y Operadores de medios de defensa fitosanitaria (ROPO). Además deberá incluir los datos del titular de la parcela, las referencias SIGPAC y paraje, la superficie, la fecha de inspección, los cultivos afectados, la justificación razonada, los cultivos colindantes que pudieran verse afectados, así como el nombre del asesor que firma el documento.

Para terminar, los populares informaban del consenso alcanzado con la Federación de Municipios de la Región de Murcia y las organizaciones agrarias para dar respuesta a una situación en la que debe hacerse compatible la protección de la salud de los ciudadanos con la seguridad en los cultivos para evitar la propagación de plagas.