Comunicado de IU-Verdes Jumilla:

En el pleno de este mes se ha dado el visto bueno a la aprobación de un estudio de detalle de una manzana que da a las avenidas de Murcia, Antonio Mañas y calle Salvador Dalí.

Un estudio en detalle, en palabras más accesibles, es un instrumento para cambiar la forma en que se edificará en esa manzana. Los propietarios tienen el derecho de plantearlo y el Ayuntamiento puede aceptarlo o no y en caso de ser aprobado, los promotores pueden hacer lo que se haya aprobado.

Esa zona tiene la consideración de Urbana de Actividades Económicas y Servicios y para IU Verdes cambiar la forma en que se hará la edificación y pueda haber un edificio de 43 metros de anchura y 100 m de longitud no es lo adecuado.

Para hacerse una idea de lo que significa los jumillanos tienen un ejemplo, sería un edificio del doble de volumen que la manzana completa donde está el SEF, la agencia tributaria y el centro de atención sanitaria a los niños y las 112 viviendas de promoción pública de la Comunidad Autónoma. Aunque el edificio no sea para viviendas tendrá un volumen muy grande.

Variables que no se han tenido en cuenta

En esto tiempos hay dos variables que hasta ahora no se habían considerado pero que son importantes y pueden serlo más en el futuro, el primero es si es conveniente un edificio cerrado (comercial, de servicios o con el fin que sea) de semejante volumen con 5 plantas, 43 m de ancho y más de 100 m de largo en tiempos de pandemias, con los problemas que puede generar, y el segundo es si la dotación de los parques de bomberos de Jumilla y de Yecla tienen la posibilidad de actuación con medios adecuados en caso de incendios o catástrofes en edificios tan grandes.

Para IU verdes, lo deseable es que este tipo de circunstancias se tengan en cuenta y haya, aunque no sean obligatorios, informes de este tipo antes de aprobar estos estudios que luego posibilitan construir de esta forma.

Para la formación política estos informes condicionarían la aprobación de este tipo de instrumentos urbanísticos y no se aceptarían este tipo de propuestas, aunque se hicieran por los propietarios.