El pasado 5 de enero el Boletín Oficial de la Región de Murcia publicaba la nueva Orden de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca por la que se dictan las medidas fitosanitarias a adoptar en caso de acumulación de restos vegetales.

De manera general se prohibe la quema de restos de poda

Con esta nueva Orden queda prohibida la quema de rastrojos y restos de poda, con solo la excepción de su autorización cuando haya riesgo de plaga y este vaya acreditado por un informe técnico.

Artículo 1.- Objeto.

1. Queda prohibida la quema de rastrojos y demás restos vegetales procedentes de la poda, excepto por razones fitosanitarias acreditadas de conformidad con el artículo 3.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, destacó que “de esta forma queda claro que quemar está prohibido y que el Gobierno regional hace una firme apuesta por la trituración, ya que la única excepción para la quema es que exista un riesgo que ponga en peligro determinados cultivos, y siempre y cuando no se pueda eliminar mediante otro método”.

Excepción para cuando exista riesgo de plaga

En caso de riesgo de plaga, el agricultor deberá adjuntar en su solicitud de quema el informe técnico que lo acredita.

Artículo 3. Actuaciones previas.

2. Dicha Declaración Responsable deberá acompañarse obligatoriamente de informe técnico emitido por un asesor en Gestión Integrada de Plagas, inscrito en el Registro Oficial de Productores y Operadores de medios de defensa fitosanitaria (ROPO), en el que quede justificado el concreto riesgo fitosanitario de la explotación.

Para otorgar mayor seguridad jurídica tanto a los interesados como a las administraciones, se establece la necesidad de presentar una Declaración Responsable que se acompañe de un informe técnico de asesor en Gestión Integrada de Plagas, como actuación previa a la realización de esta medida.

La solicitud junto con el informe técnico se presentará en la Administración local competente, si la quema afecta al nucleo urbano

El justificante de presentación de dicha Declaración y el informe favorable que, en su caso, procediera se acompañará a la comunicación previa que el interesado debe presentar ante la Administración local competente para la determinación de medidas en materia de protección contra la contaminación atmosférica y la salud, siempre y cuando dicha quema afecte o pueda afectar a la población del núcleo urbano.

Programa de control ‘in situ’ sobre las declaraciones responsables presentadas

Por último, y también como novedad, se establecerá un programa de control sobre las declaraciones responsables presentadas y los informes justificativos emitidos por los asesores de Gestión Integrada de Plagas, que incluirá un porcentaje de controles ‘in situ’ para comprobar el cumplimiento de la presente Orden, la existencia de un riesgo fitosanitario de los cultivos y organismos nocivos.

Consenso en la elaboración

La Consejería de Agricultura ha elaborado la nueva Orden durante los últimos meses para dar respuesta a una situación en la que debe hacerse compatible la protección de la salud de los ciudadanos con la seguridad en los cultivos para evitar la propagación de plagas.

Para ello, se han mantenido reuniones en las que se ha trabajado de forma coordinada con la Federación de Municipios de la Región de Murcia y las organizaciones agrarias. Asimismo, la Orden sido informada favorablemente por el Consejo Asesor Regional de Medio Ambiente y el Consejo Asesor Regional de Organizaciones Profesionales Agrarias y fue publicada en el Portal de la Transparencia para conocimiento de todos los interesados.