Un año más, y ya van tres, la Cooperativa de Enseñanza Cruz de Piedra ha llevado a cabo su Campaña de donación de sangre y médula en las instalaciones del colegio con la colaboración del Centro Regional de Hemodonación.

3ª edición de la campaña de donación de sangre y médula

Fue en el año 2020 cuando surgió la idea de organizar en el propio centro una campaña de donación de sangre y médula ante los llamamientos que se hacían desde el Centro Regional de Hemodonación para que la ciudadanía donara. Y desde entonces, una vez superada la pandemia, la Cooperativa de Enseñanza Cruz de Piedra ya ha realizado tres de estas campañas.

“Hemos decidido repetir ya que la participación en las dos primeras ediciones fue muy buena y queremos continuar contribuyendo y aportando nuestro pequeño granito de arena a la causa”, nos dice Inmaculada Palao, maestra de Francés en el Cruz de Piedra y coordinadora de la acción.

Colaboración indispensable de las familias y el alumnado

Para llevar a cabo esta acción, que tuvo lugar ayer miércoles 6 de marzo en el centro durante toda la mañana, ha sido imprescindible la colaboración y el apoyo de los alumnos, padres, madres y el equipo docente

“Las familias se han involucrado desde un primer momento con el envío de vídeos que se han colgado en redes sociales y en los que sus hijos apoyaban la causa. Además, nos han preguntado si podían venir a donar y cuales eran los requisitos, que no son otros más que estar bien de salud, tener más de 18 años y pesar más de 50 kilos”, afirma Palao, que incide también en el importante papel que ha tenido el alumnado, pues: “los alumnos participan en la acción desde un primer momento. Han realizado unas chapas y unos marcapáginas que se entregan a los donantes, también han participado en unas charlas de sensibilización y han sido los responsables del diseño y elaboración de la cartelería y los trípticos”.

En la Región de Murcia se necesitan entre 200 y 250 donaciones diarias

Desde el Centro Regional de Hemodonación manifiestan que en la Región de Murcia son necesarias entre 200 y 250 donaciones diarias para tener un stock suficiente para cubrir las necesidades hospitalarias de toda la Región. Además, como indica el enfermero del equipo móvil que ayer se desplazó hasta el Cruz de Piedra, Juan José Rondán, “ahora llega Semana Santa y durante unos días no tendremos donaciones pero los requerimientos de sangre serán los mismos o superiores por la mayor movilidad de las personas por lo que con este tipo de acciones incrementamos nuestras reservas de sangre”.

Rondán también matizaba que con este tipo de campañas se consigue naturalizar entre la población infantil la donación de sangre para que en un futuro sean potenciales donantes, “si desde pequeños ya ven que sus padres donan, que es algo sencillo, que no duele, pues cuando sean adultos probablemente se animen a donar”.

Esta campaña se ha cerrado con 43 donaciones y 10 nuevos donantes

Esta tercera campaña de donación de sangre en el Cruz de Piedra volvió a tener una muy buena participación y se cerró con un balance final de 43 donaciones, de las cuales 10 fueron de nuevos donantes.