Desde 1964, para conmemorar la muerte de Gandhi, se celebra el 30 de enero el Día Escolar de la No Violencia y la Paz. En este sentido, la Cooperativa de Enseñanza Cruz de Piedra realizó el viernes pasado un acto para conmemorarlo.

En concreto, llevaron a cabo su tradicional Carrera Solidaria, que en esta octava edición fue a beneficio del ‘Reto Dravet’.

Juan Tomás Bernal ha sido el padrino de esta octava edición

Charla del maestro de Taekwondo Juan Tomás BernalLa jornada comenzó a primera hora con una charla en el salón de actos del colegio, a cargo de Juan Tomás Bernal, Saboni (maestro) de Taekwondo en el Gym3 de la localidad, y padrino en esta octava edición de la Carrera Solidaria. En esta charla, Tomás Bernal acercó a los alumnos el deporte del Taekwondo, ademas de explicar su vida deportiva ligada a este deporte.

“Yo empecé en el Taekwondo con 11 años. No fue porque me gustase, lo hubiera escuchado o visto, simplemente mis padres me apuntaron a mi y a mi hermano a Taekwondo. Recuerdo perfectamente el primer día porque a pesar de que no entendíamos nada, ya que se usa mucha terminología en coreano, a mi hermano y a mi nos encantó”, explicaba Juan Tomás, que contó a los asistentes como con el paso del tiempo este deporte se ha convertido en su forma de vida, primero con una etapa competitiva y posteriormente asumiendo las labores de maestro de Taekwondo.

La charla concluyó con una exhibición de Taekwondo por parte de un grupo de alumnos de Juan Tomás Bernal.

Carreras en la pista de atletismo del Polideportivo Municipal

Posteriormente, todo el centro de desplazó al Polideportivo Municipal de La Hoya para llevar a cabo las carreras en la pista de atletismo de la instalación municipal. En esta edición, todo lo recaudado por la venta de camisetas conmemorativas de la carrera se destinará a la Fundación Síndrome de Dravet, “yo como patrono de la Fundación y como madre de hijo con Síndrome de Dravet estoy muy agradecida al colegio, a todos los alumnos, a los colaboradores como Bodegas Juan Gil, Aguas de Jumilla y en especial a María Francisca Mateo, que es la directora del centro, y a Luis”, expresaba en los momentos previos a las carreras Juana M.ª Olivares, madre de un niño jumillano con la enfermedad.

Venta de camisetas a beneficio de la Fundación Síndrome de Dravet

Ya en la pista de atletismo, los alumnos del centro fueron realizando diferentes carreras por cursos y clases, aunando en esta jornada el deporte, la solidaridad y la conmemoración del Día de la Paz y la no Violencia, “desde el principio nosotros pensamos que el Día de la Paz era un momento ideal para reivindicar el futuro que queremos y enseñarles a nuestros alumnos valores muy importantes e inculcar la paz”, explicaba durante el evento la directora del centro, María Francisca Mateo, que matizó que desde un inicio pensaron unir este día con una acción solidaria, “en esta edición hemos pensado en la Fundación Síndrome de Dravet, por la cercanía hacía nosotros, porque también es un niño que forma parte de nuestros compañeros del Colegio Virgen de la Esperanza y porque queríamos que nuestros alumnos conocieran que es la enfermedad de Dravet y cual es su forma de ayudar”, afirmaba la directora del centro.

Las camisetas han sido sufragadas por Juan Gil y Aguas de Jumilla, de manera que todo lo recaudado por su venta se ha destinado a la Fundación Síndrome de Dravet, “pretendemos no solo la aportación económica, sino también el valor de conocer, ayudar y que las familias y los amigos más cercanos a estos niños con estos problemas sepan que están acompañados y que ahí estamos nosotros para darles un pequeño empujón en su vida”, concluía M.ª Francisca Mateo.

Medallas conmemorativas para todos los alumnos