Los 54 Bancos de Alimentos asociados a la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) realizarán los días 24, 25 y 26 de noviembre ‘La Gran Recogida de Alimentos’, que este año cuenta con el lema “Alimenta una vida mejor”.

La Federación Española de Bancos de Alimentos es una organización apolítica y aconfesional, fundada en 1995, que promociona la labor, la imagen y la figura de los Bancos de Alimentos asociados en su lucha contra el hambre, la pobreza y el desperdicio de alimentos mediante y aprovechamiento y reparto a las personas más necesitadas.

En Jumilla los días 24 y 25 en el supermercado Aldi

En nuestro municipio esta recogida se realizará los días 24 y 25 de noviembre y estará gestionada por los miembros y voluntarios de Cáritas Jumilla, “todo lo que esos días se recoja directamente en productos en Jumilla se quedará aquí para las necesidades de Jumilla”, nos explica la directora de Cáritas en Jumilla, Josefa Abellán.

En el resto de supermercados se puede hacer donaciones económicas en caja

Estos voluntarios estarán los dos días indicados en el supermercado Aldi y será en este establecimiento donde las personas que lo deseen podrán hacer su donación de productos y alimentos. En el resto de supermercados de la localidad se podrá colaborar con ‘La Gran Recogida’ directamente en caja a la hora de pagar la compra, haciendo la donación económica que se quiera.

“Aunque estemos ese día solo en Aldi, nos pueden hacer llegar las donaciones del supermercado o establecimiento que deseen, acercándolas a la Iglesia de San Juan”, matiza Abellán, que indica que este año las necesidades de Cáritas Jumilla son mayores y siempre están abiertos a las aportaciones de la ciudadanía.

Aumentan las necesidades de Cáritas Jumilla en este 2023

En cuanto a los productos que se pueden donar, desde el Banco de Alimentos siempre indican que sea productos no perecederos, pero lo dejan también abierto a la incorporación de otro artículos según las necesidades de cada municipio. En el caso de Jumilla, desde Cáritas piden sobre todo leche, aceite, productos de limpieza y pañales de todas la tallas, además de los productos no perecederos, como legumbres, arroz, pasta, conservas, etc.