Regresa “GastroArte” a La Alquería tras el parón por la pandemia, ayer se celebró en la pedanía jumillana la tercera edición de la Jornada de Gastronomía y Arte en Vivo, que convocó a más de 600 personas en un evento en el que se implican todos los vecinos, desde los más pequeños hasta los mayores, “un ejemplo de colaboración entre el Ayuntamiento y los vecinos, todo lo que vamos a degustar lo han preparado los vecinos con mucho cariño”, indicó la alcaldesa, Juana Guardiola, que acompañó a la pedánea de La Alquería, Antonia García, en la inauguración del evento.

La jornada comenzó con la proyección del cortometraje grabado en La Alquería “Legado”, del que el artista jumillano, Miguel Ángel Lozano, es director y guionista.

GastroArte en La Alquería sirviendo patatas fritasA continuación se dio paso al festival gastronómico en el que se pudieron degustar mortirigüelo, migas, gazpachos, pelotas, pepitos, michirones, paella, patatas a montón con chorizo, leche frita, torrijas y bizcocho con onza. Los más pequeños dispusieron de un menú infantil. Las tapas dispuestas en pequeñas carpas atendidas por los propios vecinos de la pedanía.

A la hora de alimentar el espíritu, estaba la zona del Arte en Vivo que contó con la participación de Juan Espallardo de Murcia que trajo a 54 participantes a pintar en vivo a una modelo. También estuvo la Compañía de Mario que hizo un dibujo de arte urbano y el profesor Bartolomé Medina que presentó la exposición “ConfinArte” de los alumnos del IES Arzobispo Lozano. También participó la artista Bárbara Montes con una muestra de “body paint” y la Asociación El Losao de Santiago, con unos escritos de principios del siglo XX referentes a la pedanía. Concluyó la parte artística de “GastroArte” con dos sainetes de la Asociación de Teatro Las Encebras.

GastroArte, pintando en la calle