La Gran Recogida de Alimentos de Cáritas ha vuelto a cumplir con las expectativas, durante el viernes y el sábado se recogieron 2.100 kilos de productos de todo tipo, tanto de alimentación como de higiene, infantiles, de limpieza, etc. y todo a pesar de solo haber contado con el supermercado Aldi para entregar físicamente los productos, “la valoración es muy positiva con respecto a años anteriores cundo se hacía también en otros supermercados, en Aldi se han triplicado las donaciones“, asegura Irene Crespo, secretaria y tesorera de Cáritas Jumilla, que aprovechó para agradecer la colaboración y el trabajo de todos los voluntarios que han participado este año en la Gran Recogida.

Irene Crespo, secretaria y tesorera de Cáritas JumillaLa campaña del Banco de Alimentos se realiza siempre el último fin de semana de noviembre a nivel nacional, y antes de la pandemia se realizaba en Jumilla en todos los grandes supermercados, durante la pandemia la campaña se realizó online, haciendo donación en el ticket de compra en la caja del supermercado, este año se ha recuperado la presencialidad, aunque debido a las políticas internas de las grandes superficies solamente se ha asignado a Jumilla el supermercado Aldi.

Jumilla ha demostrado un año más su solidaridad, “no sabemos lo maravillosos que son el pueblo y sus gentes, son muy colaboradores, tanto empresas como familias, hay personas que colaboran durante todo el año con donaciones económicas o en especie, nos lo traen a la parroquia de San Juan donde se encuentra la sede de Cáritas, pero la colaboración se puede realizar en cualquier parroquia del municipio” indica Irene Crespo.

Los productos más demandados en Cáritas son: leche, aceite, patatas, harina, azúcar, pastas (macarrones, fideos…), latas de conserva (atún, sardinas…), productos infantiles (potitos, pañales, toallitas…), botes de comida preparada, dulces (galletas, chocolate, magdalenas…), productos de limpieza (lejía, fregasuelos, detergente, suavizante…) y productos de higiene personal (pañales, champú, gel, papel higiénico…).

Cáritas Jumilla atiende a unas 140 familias del municipio y va en aumento, “ahora escasea el trabajo y se merma la economía familiar, sobretodo en familias que tienen niños y en personas mayores que se ven más afectadas por el aumento general de los precios” lamentó Crespo.

Las necesidades básicas no se cogen vacaciones, tampoco por Navidad. Por eso desde Cáritas animan a los jumillanos y jumillanas a seguir colaborando con los más desfavorecidos.