La vigésimo jornada en el grupo quinto de la Segunda División B de fútbol sala tenía una salida complicada para el Vinos DOP Jumilla FS a la pista del Zambú Pinatar, tercer clasificado antes de disputarse el encuentro.

Se enfrentaban tercero Vs quinto

Los vinícolas llegaban a esta jornada tras imponerse en el Carlos García por 7-3 a Nazareno Dos Hermanas pero con numerosas bajas por lo que en San Pedro del Pinatar plantearon un esquema de juego con los jugadores de campo juntos y atrás para generar espacios a la espalda del rival, “de tal forma que cuando atacasen se chocaran con nosotros y tuvieramos espacio para correr a la contra”.

La estrategia vinícola funcionó y se adelantaron en el marcador (0-2)

El guión planificado por Lorenzo Martínez salió a la perfección y fruto del trabajo lograron dos tantos en esta primera mitad, pero la acumulación de faltas en fases tempranas del juego provocaron que tras una pérdida puntual llegase el 1-2 y desde el doble penalti el empate a dos de Zambú Pinatar.

Con el empate a dos Jumilla jugó de cinco antes de pasar a vestuarios y tuvieron hasta tres ocasiones claras de gol que no lograron materializar.

El resultado final no refleja el trabajo de los vinícolas

En el segundo tiempo el guión no cambió, Jumilla continuó con su juego y generó suficientes ocasiones de peligro para haberse marchado en el marcador pero el balón no entró. Zambú por su parte con una jugada de estrategia hizo el 3-2 y en los minutos finales, fruto del cansancio y la desesperación, tras una pérdida de Jumilla llegó el definitivo 4-2.

Semana complicada y decisiva para el Vinos DOP Jumilla FS

Sin lugar a dudas una derrota muy dolorosa después del juego demostrado por los jumillanos. A este respecto el míster local afirmaba, “estoy contento por el trabajo del equipo pero muy jodido por la derrota y más ante la sobreexposición morál, anímica y deportiva que planteamos ante las dificultades, pero ya solo queda pensar en el partido de mañana martes ante el Pozo B y el sábado en casa ante Jaén”.

Y es que sin apenas casi tiempo para digerir la derrota, mañana martes el equipo recuperará el encuentro aplazado de la jornada 15 ante El Pozo B y este sábado recibirán en el Carlos García a Jaén Paraíso Interior B, en una semana que puede ser bastante decisiva para el devenir de la temporada.