Este fin de semana y con motivo del Día Mundial de las Aves, la Asociación Naturalista STIPA junto a Aguas de Jumilla-Hidrogea, el Ayuntamiento de Jumilla y la AAVV San José de La Alquería, han llevado a cabo un proyecto de voluntariado ambiental, consistente en la realización de tareas encaminadas a la mejora de la biodiversidad en la pedanía de La Alquería y en su depuradora.

Comenzaron el sábado con un taller de construcción de cajas nido, con el objetivo de proporcionar a las aves lugares más seguros para la cría y refugio, disminuyendo la depredación de los nidos y contribuyendo a la recuperación de aves como las insectívoras, los murciélagos, mochuelos, lechuzas, cernícalos, etc. Estas aves son capaces de controlar las plagas de insectos como mosquitos, y en especial el mosquito tigre.

La concejala de Pedanías, María Belén López, se mostró sorprendida por el poder de convocatoria que tiene STIPA, al tiempo que mostró la disposición del Ayuntamiento a colaborar con este tipo de iniciativas.

Las tareas continuaron el domingo con la instalación de las 15 cajas nido construidas y la plantación, en los alrededores de la depuradora de La Alquería, de setos con arbustos productores de frutos y con plantas para polinizadores, para ayudar a mejorar el hábitat de los insectos, evitar su declive, producir alimento y crear refugio y zonas de reproducción a una gran variedad de fauna silvestre.

Magdalena Martínez, presidenta de la Asociación Naturalista STIPA, agradeció la predisposición de los participantes para poner en valor el medio ambiente y el cuidado de la naturaleza, ya que el objetivo de estos talleres es sensibilizar y concienciar de la importancia de conservar la biodiversidad.