El consejero de Salud, Juan José Pedreño ha informado que la tasa media en la Región ha disminuido un 10% con respecto a la semana anterior. “Los niveles asistenciales en la Región se encuentran en nivel bajo con una incidencia acumulada de 77 casos por cada 100.000 habitantes en los último catorce días y de 36,1 casos si tomamos como referencia la última semana, muy por debajo de la media nacional”, informa el consejero.

La Consejería de Salud da por tanto un paso más en la desescala y anuncia la relajación de algunas medidas a partir de mañana miércoles. Los bares y restaurantes de la Región de Murcia podrán cerrar a la 1 de la madrugada y se amplía hasta el 50% el aforo permitido en el interior, pero se mantiene en seis el número de personas máximo para reuniones informales tanto en interior como en exterior.

Esta medida supone un nuevo empujón al sector de la hostelería, uno de los más afectados por los efectos de la pandemia.

La región retoma los eventos multitudinarios con un límite del 50% de aforo y un máximo de 2.000 personas en el exterior y 850 en interior, siempre sentadas. Estos aforos se mantendrán mientras la región se encuentre en un nivel de alerta 2, cuando pase a nivel 1 estos aforos pasarán a un máximo de 5.000 personas para actos al aire libre y de 1.200 personas para actos en locales cerrados.