La vuelta a las aulas no está siendo todo lo buena que se preveía a finales del primer cuatrimestre, cuando la tendencia en los casos por Covid-19 estaba disminuyendo, o al menos no aumentaba. Tras el periodo navideño el aumento de positivos en Jumilla, como en casi toda la Región, ha puesto en alerta a profesores, padres y alumnos.

A todo esto además, ha venido a sumarse la ola de frío polar que afecta al país y que ha provocado un fuerte descenso de las temperaturas. Por lo que si el protocolo Covid, con el que las ventanas de las aulas deben estar abiertas o semiabiertas para facilitar la ventilación, se une el frio invernal en el exterior y la ausencia de calefacción en algunos centros, tenemos un combinado perfecto de problemas.

IES Infanta Elena

En el caso del IES Infanta Elena, los alumnos de 1º y 4º de la ESO que reciben clases en las nuevas instalaciones del centro, el antiguo Príncipe Felipe, están sin calefacción por no poder utilizar el deposito auxiliar. La temperatura dentro de las aulas no supera los cinco grados. El equipo directivo del centro ha informado a los padres de las condiciones en las que se están impartiendo las clases para que sean las familias las que decidan si los niños van a clase o no, en el caso de que no acudan, la falta quedará justificada, asegura Encarni Martínez, jefa de estudios del IES Infanta Elena. Hoy lunes se está instalando un depósito provisional y se espera que esté operativo a partir de mañana martes.

Desde el centro solicitaron a la Consejería de Educación poder trabajar de manera on-line hasta que pase la ola de frío o disminuyan los contagios, aunque de momento no han recibido contestación.

IES Arzobispo Lozano

El AMPA del IES Arzobispo Lozano también ha manifestado su malestar por la situación en la que se encuentra su alumnado en clase, con una calefacción deficiente que no da para tener a la temperatura adecuada todas las aulas del centro y con clases presenciales bajo un panorama de Fase 1 del municipio.

Ante esta situación mandaron escrito la semana pasada a la Consejería de Educación exponiendo la situación y solicitando el regreso para la totalidad del alumnado al formato online, mientras la situación sanitaria en la localidad no mejore y aumenten las temperaturas.

Además también solicitaban la adquisición, por parte de la Consejería, de los filtros HEPA y medidores de CO2, para la correcta ventilación de las aulas sin la necesidad de tener todas las ventanas abiertas.

Hasta el momento de la redacción de esta noticia no han tenido respuesta.