Están en marcha las obras de reconstrucción del muro del campo de fútbol Antonio Ibáñez, que fue derribado por un temporal de viento en diciembre de 2018. Están siendo llevadas a cabo por la empresa adjudicataria Ayllonza, con un coste de 40.246,64 euros.

Puesto que se trata del cerramiento del Polideportivo Municipal se está construyendo en el lugar del anterior y con las mismas características, es decir, a base de paneles de hormigón prefabricado de 2,50 m. de altura y 5,00 m. de longitud, entre perfiles de acero laminado. En el lado oeste se ha desmontado el muro existente para ejecutar una cimentación a base de zapatas aisladas para posteriormente volver a montar el muro reutilizando los mismos perfiles de acero y paneles de hormigón que lo forman.