La Consejería de Agricultura ha elegido Jumilla y Bodegas San Isidro para explicar las medidas que se han adoptado a nivel nacional para ayudar en este periodo de pandemia al sector vitivinícola, “un sector que ya estaba bastante mermado tras la imposición de aranceles el pasado año por la administración Trump”, explicaba el director general de Industria Alimentaria y Cooperativismo, José Gómez, en su visita a BSI.

Ayudas por valor de 90 millones de euros

Tras mantener varias reuniones con el Ministerio de Agricultura, se llegó a la conclusión de que había que reorientar partidas que no se iban a poder ejecutar, como las de promoción y otras, por un importe de hasta 90 millones de euros.

Estas medidas ya son conocidas: destilación, almacenamiento privado y cosecha en verde.

¿Cuál es el calado de estas ayudas en la Región?

José Gómez durante la presentación

Dir. Gral. Industria Alimentaria y Cooperativismo

El director general explicó que por la naturaleza de la destilación y al carecer la Región de una destiladora, esta es la que menos peso tiene en la Comunidad.

Almacenamiento privado y cosecha en verde

En la Región se van a destinar 707.916 euros para el almacenamiento privado y la cosecha en verde con un reparto de 384.646 euros para el almacenamiento, solicitado por 7 bodegas de la Región parar retirar 43.123 hectolitros y 323.000 euros para la cosecha en verde, que se realizará en unas 255 hectáreas (el 1 % de la superficie de vid en la Región).

Se han recogido modificaciones que benefician a la Región

Goméz matizaba que estas ayudas han podido recoger varias modificaciones, gracias al trabajo del consejero de Agricultura, Antonio Luengo, que han beneficiado al sector vitivinícola regional:

– Inclusión de la Región en el grupo de Comunidades que puede hacer almacenamiento privado a partir de 25 hectolitros, cuando en el resto es a partir de 50. “Esto es algo que de no haberse introducido hubiera sido muy problemático para nuestra zona ya que muchas bodegas por su volumen de producción no hubieran podido acogerse al almacenamiento privado”, explicaba el director general.

-Incorporación de kilometraje para la destilación, “tenemos bodegas muy alejadas de una destiladora y sin este aporte de kilometraje era inviable mandar a destilar”, decía Gómez.

– Abrir los depósitos y poder mover el vino.

-Cambio de criterio a la hora de acceder a la ayuda, ya que se tenia previsto en un primer momento que el que primero la solicitase la obtendría, “esto hubiera sido completamente discriminatorio en beneficio de aquellas zonas que cuenta con una estructura administrativa muy fuerte como para poder presentar las solicitudes en cuanto se abrieran los plazos”, concluía el director general.

Tanto desde la Cooperativa BSI como desde el Ayuntamiento de Jumilla agradecieron la presencia del director general y que se hubiera elegido a Jumilla para presentar y explicar el fondo de estas ayudas en la Región.