El próximo curso escolar en la Región arrancará con 126 aulas abiertas, que darán respuesta a 900 alumnos con necesidades educativas especiales, tras concederse 10 más, una de ellas en el colegio Nuestra Señora de la Asunción de Jumilla.

El ratio en este tipo de aulas oscila entre cuatro y siete alumnos

La ratio de alumnado en estas unidades oscila entre los cuatro y los siete alumnos por aula, según la gravedad de las necesidades educativas que presenten, contando a su vez con un maestro especialista en Pedagogía Terapeútica, que será su tutor, y contemplando, además, las actuaciones de un maestro especialista en Audición y Lenguaje y un auxiliar técnico educativo adscritos a cada aula.

La Región contará con 83 aulas en la etapa de Infantil y Primaria y 43 en Secundaria

Por etapas, 83 aulas abiertas corresponden a Educación Infantil y Primaria y 43 a Educación Secundaria, incluyendo aquí las dos aulas abiertas para los Proyectos de Vida Inclusivos. Desde el 1 de enero de 2019 dichas aulas abiertas están subvencionadas por el Fondo Social Europeo, a través del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Atención individualizada del alumno

Esta modalidad de escolarización es elegida cuando el alumno requiere una atención individualizada, con adaptaciones significativas del currículo que no pueden ser atendidas en el marco del aula ordinaria con apoyos o cuando se hayan agotado todas las medidas organizativas, metodológicas y curriculares posibles en el aula ordinaria.

Las nuevas aulas abiertas autorizadas para Educación Infantil y Primaria se encuentran, además de la mencionada en Jumilla, en el centro Ciudad de Begastri, de Cehegín; Federico de Arce, de Murcia; El Mirador, de Cartagena; y Ramón Gaya, de Santomera.

Aula abierta para Proyectos de Vida Inclusivos en Lorca

Asimismo, han sido autorizadas aulas para Educación Secundaria Obligatoria en los IES San Juan de la Cruz, de Caravaca de la Cruz, y Miguel Hernández, de Alhama de Murcia; en los colegios Los Olivos, de Molina de Segura, y Miralmonte, de Cartagena. Además, ha sido autorizada un aula abierta para los denominados Proyectos de Vida Inclusivos en el IES Príncipe de Asturias, de Lorca, convirtiéndose en la segunda aula abierta creada de estas características.

El alumnado destinatario de esta modalidad de escolarización es aquel que presenta necesidades educativas especiales graves y permanentes derivadas de discapacidad psíquica severa, autismo y otros trastornos generalizados del desarrollo o pluridiscapacidad.

Los Servicios de Orientación son fundamentales a la hora de valorar la escolarización en un aula abierta

Aspectos tales como valorar el grado de participación en las actividades y rutinas propias del grupo de referencia, así como evaluaciones relacionadas con su grado de afectación, su capacidad intelectual y sus capacidades de comunicación son cuestiones cruciales a la hora de valorar la pertinencia o no de escolarizar a un alumno en un aula abierta especializada, “por lo que, en este sentido, la labor desarrollada por los Servicios de Orientación es fundamental”, añadió la consejera.