Esta semana la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha tenido que emitir un comunicado llamando a la calma a las familias, tras la filtración de una comunicación interna a sus profesionales que se titulaba “Alerta sobre casos de shock pediátrico”.

Mensaje de calma de la Asociación Española de Pediatría

La AEP afirma que el cuadro clínico del que se informa en esa comunicación profesional, es muy infrecuente, y se han descrito muy pocos casos en España. Algo que corrobora el doctor José Robles, pediatra en Jumilla, “Lo que se filtró era el borrador de un comunicado que estaba preparando la Asociación Española de Pediatría y del que todavía no había suficientes datos oficiales, filtrándose como si fuera una noticia verdadera y definitiva”, explica.

Estos casos de shock en niños que están coincidiendo temporalmente con la epidemia de Covid-19 son muy infrecuentes. Hasta la fecha desconocen la causa, pero puede estar desencadenado por infecciones bacterianas y tiene un tratamiento bien establecido independientemente del tipo de agente infeccioso que la cause.

José Robles: “Apenas vemos un caso al año con este síndrome”

“Son casos minoritarios. Casos que anteriormente a la infección por el Covid, si que había algún niño con infección viral que podía complicarse con un síndrome que se llama el ‘Sindrome de Kawasaki’ y que nosotros los pediatras apenas vemos uno al año”, explica el pediatra Robles.

Doctor José Robles, pediatra en Jumilla

José Robes, pediatra en Jumilla

Los padres deben estar atentos a los síntomas de sus hijos

Desde la Asociación Española de Pediatría continúan recordando a los padres la relevancia de estar atentos a los síntomas de alerta de los niños, tanto por Covid-19 como por otras patologías que siguen siendo motivo para comunicarlo a su pediatra, algo que ratifica el pediatra en Jumilla, el doctor José Robles, “efectivamente, lo que debemos es comunicarnos con nuestro pediatra cuando veamos algún síntoma dudoso o de alarma. En el caso del coronavirus con los niños no estamos teniendo problemas. Apenas hay niños ingresados, apenas hay casos diagnosticados y los pocos casos que hay son muy asintomáticos”, concluye.