Ante un previsible aumento de casos de coronavirus en el Altiplano, el Hospital Virgen del Castillo se ha preparado para albergar a un mayor número de pacientes con dolencias respiratorias. No obstante y como ha afirmado el Director Médico del hospital, Francisco Ponce, la situación por el momento es de calma.

Francisco Ponce

Francisco Ponce, director médico Área V de Salud

Ponce también ha confirmado que, entre las distintas medidas adoptadas, se encuentra la preparación del ala oeste del centro sanitario, que ha sido reorganizada como área de preingresos para este tipo de pacientes. Cuenta con una zona de triaje y capacidad para 5 camas con la posibilidad de aumentar a 5 más.

Refuerzo de personal y nueva metodología de trabajo

Francisco Ponce también destacaba que el hospital ha recibido refuerzos de personal tanto de enfermería como de auxiliares y que además no se descarta la posibilidad de contratar a más personal si fuese necesario. También ha destacado que los especialistas han suspendido sus consultas para trabajar conjuntamente con los servicios de urgencia.

Enrique Retuerto, jefe de urgencias Hospital de Yecla

Enrique Retuerto, jefe de urgencias Hospital Virgen del Castillo de Yecla

También ha atendido a los medios el jefe del Servicio de Urgencias, Enrique Retuerto, quien ha explicado el sistema de atención que han desarrollado para garantizar una correcta atención tanto a pacientes respiratorios como de otras patologías. Se han separado los accesos para pacientes con posible coronavirus y para pacientes con afecciones no respiratorias. Estos últimos siguen accediendo a Urgencias por la entrada habitual mientras que los pacientes respiratorios entran por Consultas Externas, zona habilitada para pacientes con posible contagio de COVID-19. Este sistema de circuitos separados se está llevando a cabo desde el pasado miércoles.

Además, se ha desdoblado plantilla de enfermería, auxiliares y médicos de urgencias en los dos servicios para seguir atendiendo tanto a pacientes respiratorios como al resto de pacientes con distintos diagnósticos.

Nuevo sistema de triaje para pacientes respiratorios

En cuanto al sistema de triajes, Retuerto afirmaba que sigue haciéndose de manera habitual para pacientes no respiratorios, pero se han adoptado dos nuevos sistemas para pacientes que pueden ser positivos en COVID-19.

Cuentan con la ayuda de atención primaria, que atiende telefónicamente a los casos mas leves, por lo que solo aquellos pacientes con síntomas graves acuden al hospital, lo que facilita la labor a los profesionales de urgencias y les permite poder realizar el triaje a la llegada del enfermo “a pie de camilla”.

A pesar de tener los equipos de protección individual muy justos, Enrique Retuerto también señalaba que de momento no tienen falta y pueden trabajar con seguridad, no obstante, no descarta la posibilidad de que haya problemas en este sentido si la situación se demora demasiado.

Anestesia y reanimación se preparan para actuar como una UCI

Se ha hablado de la previsión de un posible gran aumento de casos en los próximos días en el Área V de Salud, no obstante, el jefe de urgencias recalca que lo importante es ir atendiendo a los pacientes día a día y no centrarse en previsiones inciertas.

En cuanto a la falta de UCI en el Hospital Virgen del Castillo, Enrique Retuerto asegura que los pacientes van a recibir una atención igual o mejor ya que se cuenta con profesionales totalmente preparados para dar servicios propios de una unidad de cuidados intensivos. “No tengáis la más mínima duda de que si no tenemos UCI tenemos otros servicios que van a actuar como si fuera una UCI o mejor”, recalcaba Retuerto, ya que “el servicio de anestesia y reanimación está preparado totalmente para adecuarse a ser una UCI”.

No obstante, en estos momentos, el Hospital Virgen del Castillo deriva los casos más graves a distintos centros sanitarios de Murcia.

Enrique Retuerto afirmaba también que aunque el personal sanitario tiene una actitud positiva ante las previsiones, el ambiente es de preocupación por los pacientes y por el contagio de sus propias familias.

Recuerden que si tienen algún síntoma leve en relación con el COVID-19, no deben ir ni a centros de salud ni al hospital, deben llamar al 900 12 12 12 y seguir las instrucciones que les den, no obstante los pacientes con síntomas graves como fiebre alta o sensación de ahogo deben acudir con rapidez a urgencias.