La Consejería de Salud recuerda a las embarazadas la importancia de vacunarse frente a la tosferina, con el fin de proteger a los recién nacidos, y que se cumpla el calendario vacunal en los menores.

Las embarazadas deben inmunizarse entre las semanas 27 y 32 de gestación

La tosferina es una enfermedad que no suele ser grave en personas sanas y correctamente vacunadas. Por tanto, las embarazadas deben inmunizarse entre las semanas 27 y 32 de gestación, y administrar las dosis de la vacuna a los bebés a los 2, 4 y 11 meses y a los 6 años. Es importante puntualizar que cualquier retraso en su administración puede someter a un riesgo innecesario a los recién nacidos.

El director general de Salud Pública, José Jesús Guillén, explicó que “la vacunación es la herramienta más efectiva para prevenir esta enfermedad, por lo que insistimos en que las embarazadas sigan este consejo”.

Incremento de casos de tosferina

En 2023 y 2024 se ha detectado un incremento de casos de tosferina en Europa, “si bien se trata de una situación controlada y cíclica característica de esta enfermedad, por lo que hay que evitar el alarmismo, ya que en su mayoría son casos leves”, añadió Guillén.

En la Región de Murcia, hasta el 28 de abril, se han diagnosticado 823 casos de tosferina, con 21 ingresos –un 2,5 por ciento– y ninguna defunción.

Desde finales de 2023, la Región de Murcia ha puesto en marcha medidas para el estudio y seguimiento de la tosferina mediante la determinación del patógeno mediante prueba PCR, que va más allá de los protocolos establecidos.

La Región cuenta con un sistema de vigilancia epidemiológica que investiga y notifica todos los casos mediante declaración individualizada, frente a la declaración agregada utilizada por otras comunidades y el Ministerio de Sanidad.