El Senado ha rechazado todas las enmiendas parciales presentadas por el Grupo Popular en al Cámara Alta a los Presupuestos Generales del Estado, incluyendo, según el PP de Jumilla, la que proponía desarrollar con fondos europeos un plan nacional de recarga artificial de acuíferos. Dicha iniciativa había sido elaborada por el PP de Jumilla junto con técnicos y expertos, no sólo como una solución para la falta de agua en el Altiplano, sino también para el resto de municipios españoles que se ven abocados al cierre de sus acuíferos sobreexplotados si antes de 2027 no se consigue una recarga de los mismos.

El Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso ya se negó en su día a considerar esta enmienda, y la negativa ahora de su homólogo en el Senado, unido al rechazo de los socios de Gobierno del PSOE, tira definitivamente por tierra este plan. De haberse tenido en cuenta esta iniciativa de los populares, se habría podido recoger ya para 2023 una partida concreta de fondos que se habría destinado a solucionar este grave problema de Jumilla.

La portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Jumilla, Seve González, afirmó que “esta enmienda abría la puerta a solucionar uno de los mayores problemas que tiene Jumilla a corto y medio plazo, que es la sobreexplotación de los acuíferos, pero desafortunadamente, el sectarismo ha pesado más que el sentido común, y los socialistas no han querido estudiar un plan tan necesario”.

Los acuíferos representan el único aporte actual de agua en Jumilla, dado que el municipio no está conectado ni al trasvase Tajo-Segura, ni a desaladoras ni a los Canales del Taibilla. Por ello, la advertencia de la Directiva Marco Europea del Agua de que en 2027 los acuíferos sobreexplotados y con baja calidad en sus aguas podrán ser clausurados representa una seria amenaza para los recursos hídricos del Altiplano.