Esta semana el AMPA del colegio Mariano Suárez realizaba unos talleres con el alumnado del centro en por de la Paz en Ucrania.

El centro tiene a una mamá de Ucrania

El centro cuenta con una madre de origen ucraniano, Natalia Vasyleha, y no podían mirar para otro lado ante lo que está ocurriendo en Ucrania.

“No podemos quedarnos de brazos cruzados viendo lo que pasa a 3.000 kilómetros de Jumilla, además de educar a nuestros hijos que la empatía y la Paz son valores fundamentales en la vida”, decía la presidenta del AMPA, Valerie Durand.

Han querido mandar un mensaje de Paz

Los niños son por esencia inocencia. Y desde el colegio Mariano Suárez han pretendido mandar un mensaje de Paz.

Durante los talleres han realizado distintas actividades en función de la etapa escolar. Los más pequeños han realizado un mural, otros han escrito cartas para los niños del país y todos han colaborado con la elaboración de una bandera de Ucrania que se colgó del balcón del centro el martes por la tarde.

Vasyleha viajará a la frontera de Ucrania en los próximos días

Natalia Vasyleha es una maestra de origen ucraniano que vive en Jumilla con sus dos hijos de 4 y 8 años, y que estos días está muy pendiente de lo que ocurre en su país donde tiene a sus padres.

“Soy de un pueblo que está a solo 45 kilómetros de Rusia. Estas actividades son un pequeño granito de arena que sumadas a otras tienden puentes de paz entre estas dos culturas. Con ellas les haremos ver a mis compatriotas que no están solos y que los tenemos muy presentes”, explicaba Natalia, que en los próximos días tratará de llegar a la frontera de su país con Polonia para traerse a sus padres y echar una mano en todo lo que pueda.

Valerie Durand y Natalia Vasyleha

Estos talleres y la posterior publicación de las producciones de los niños son un grano de arena que se suman a todas las acciones que se están realizando en el mundo.

“El ejemplo a nuestros hijos de solidaridad y fraternidad es la mejor enseñanza que les podemos dar”, afirman desde el AMPA.

La publicación de los mensajes de paz se venderán para conseguir fondos y destinar el 100 % de los beneficios de las ventas a Ucrania.