La Comunidad Autónoma está gestionando ayudas del Plan Leader para proyectos de oleoturismo y enoturismo en el Altiplano que alcanzan los 116.000 euros. Se trata de dos proyectos enfocados al turismo, uno de ellos para la fabricación de aceite y el segundo al vino.

Visita del director general de Política Agraria Común a las instalaciones de Viña Elena

Estas propuestas buscan dar respuesta al abandono de las zonas agrícolas, fomentando los recursos propios de cada región y la creación de microempresas rurales, informó el director general de Política Agraria Común, Juan Pedro Vera, que el pasado viernes visitaba ambas instalaciones.

En el caso de Jumilla, se trata de la adecuación de dos viviendas y una bodega antigua en Viña Elena (Jumilla) para ofrecerlas como establecimiento turístico que fomente productos característicos del municipio, como vino, aceite y almendras. Se ha desarrollado en la parte más antigua de Bodegas Viña Elena, donde se ubican la antigua bodega y las viviendas de los primeros dueños. Para poder abrir al público estos edificios, se han realizado unas obras de acondicionamiento y conservación para adaptarlos a la normativa actual, con una inversión de 197.600 euros.

El director general destacó que las aportaciones del Plan Leader suponen cerca de la mitad de la inversión realizada en los proyectos y “representan una apuesta por aunar la conservación de actividades, elementos e instalaciones propios de la zona, con el aprovechamiento basado en el turismo de experiencias. A la vez, desde el punto de vista etnográfico, se contribuye a la difusión del conocimiento del medio rural y de sus valores”.

Degustación de productos típicos de la zona

Con la adaptación de las instalaciones, se ofrece la degustación de productos típicos cocinados en ellas. Cuenta, además, con los productos propios de la bodega, aceite y vino, cuya elaboración está amparada bajo la figura de calidad de la Denominación de Origen Protegida Jumilla.

El principal objetivo, consiste en crear nuevas sinergias entre la agricultura del lugar y el medio rural y favorecer el consumo de productos locales, artesanales, fomentando la instalación y mantenimiento de empresas tradicionales. Además, conecta el sector turístico con el industrial a través del proceso productivo del vino y el aceite.