La Sociedad Murciana de Medicina Familiar y Comunitaria de la Región pide un refuerzo de personal en los centros de salud ante el aumento de la presión asistencial por el incremento de casos de coronavirus y la campaña de vacunación. Los profesionales alertan además de un colapso si no se fortalece la Atención Primaria. Es mucha la incertidumbre existente entre estos profesionales sanitarios por la campaña de vacunación frente a la COVID que arranca el lunes entre el personal de los centros de salud.

A ello se une, una mayor actividad asistencial por el incremento de casos en los últimos días. Para ir resolviendo la saturación, incluso se abren las agendas por la tarde, una medida que, según los médicos, no resolverá las demoras. El vicepresidente de la Sociedad Murciana de Medicina Familiar y Comunitaria, Jesús Abenza, reclama más apoyo para el personal sanitario, agotado tras nueve meses de pandemia: “Trabajar por la tarde puede ser una posibilidad, pero cuando uno lleva mañana y tarde tanto tiempo será difícil poder compatibilizar todos los tipos de asistencia y las actividades que se quieren poner en marcha. Quizá haya que contar con otros actores, no asistenciales, que vengan a complementarnos o si no será muy difícil dar abasto”.

Se piden refuerzos para llevar a cabo la campaña de vacunación

Se piden refuerzos para llevar a cabo la campaña de vacunación

Para la campaña de vacunación, Abenza cree conveniente abrir bolsas de profesionales que quieran trabajar por las tardes, aunque no sea en su centro de salud o servicio de urgencias, sin descartar ningún perfil que pueda resultar válido: “Con la poca disposición de profesionales que se puedan ir liberando de otras partidas o de otros servicios, o de otros puntos asistenciales, o incluso equipos que puedan movilizarse de un lugar a otro… montar equipos ya no de voluntarios sino de profesionales o incluso médicos que estén dispuestos a vacunar, o auxiliares a los que se pueda formar para vacunar. Incluso técnicos de emergencias. Contar con todos los actores existentes en el sistema sanitario para poder dar esa respuesta”.

Esta acumulación puede tener consecuencias funestas en el siguiente eslabón, los centros hospitalarios. Los profesionales de la Atención Primaria ven con preocupación la situación y prevén semanas muy complicadas, como resumía Jesús Abenza: “Sin duda, si esto se mantiene así, la tercera ola va a ser mucho más importante que la segunda. Y tenemos la experiencia de que entre el 8% y el 10% son pacientes graves que se complican. Por lo que este colapso de Atención Primaria que está en ciernes se trasladará a los hospitales y a las UCI en dos semanas si no frenamos la curva“.