La plataforma Salvemos Nuestra Tierra ha mostrado su malestar por lo que consideran ‘una tomadura de pelo’, en referencia a la reunión de portavoces en el Ayuntamiento de Jumilla sobre el alcance de la modificación del Plan General respecto a las macrogranjas.

Afirman que su propuesta no se tuvo en cuenta

Desde el colectivo lamentan que no se les haya dado ni voz ni voto, a pesar de haber sido la precursora del movimiento, de aportar una propuesta técnica y de creer tener adquirido ‘un compromiso de colaboración entre administración y sociedad’.

Salvemos Nuestra Tierra afirma que en esa reunión, supuestamente, se pusieron sobre la mesa 3 propuestas:

– Propuesta Ayuntamiento 1. No permitir la ganadería intensiva porcina, conforme al Real Decreto 306/2020, por el que se establecen normas básicas de ordenación de las granjas porcinas intensivas.

-Propuesta Ayuntamiento 2. No permitir ningún tipo de ganadería intensiva. (Desde la Plataforma desconocen los detalles concretos y las especificaciones).

-Propuesta Plataforma. Ordenar el uso ganadero general, proponiendo límites techo para evitar las macrogranjas de cualquier especie animal, fomentando nuestra ganadería local y nuestro futuro ganadero.

La Plataforma apuesta por una propuesta en la que no se permita las macrogranjas de cualquier especie animal

La Plataforma ha tenido conocimiento de que nadie defendió su propuesta, pasando sin pena ni gloria por todos los presentes, a pesar de tener registro de entrada en el Ayuntamiento y haber sido enviada a las concejalías competentes en la materia.

Desde el colectivo afirman que “les podríamos haber explicado que al establecer categorías por cargas ganadera en su suelo, sea cual sea la especia, y poniendo techos máximos, se protege el territorio, sus recursos y a sus ciudadanos; les podríamos haber explicado que nuestra propuesta no desfavorece la ganadería tradicional extensiva caprina y ovina de la localidad…”

Según afirman desde Salvemos Nuestra Tierra, la opción elegida fue la más laxa: no permitir la ganadería intensiva porcina.

Esto podría parecer un triunfo ya que no se podrán poner instalaciones de cerdos que cumplan los preceptos del Real Decreto 306/2020, pero, ¿qué dice esa regulación?

De acuerdo a lo definido en esa norma, por la que se regiría la ganadería porcina en Jumilla, se entiende que un sistema de producción intensivo es aquel utilizado por los ganaderos cuando alojan a sus animales en las mismas instalaciones donde se les suministra una alimentación fundamentalmente a base de pienso, esta ahí bien, PERO continúa diciendo: y además siempre que se supere una carga ganadera de 15 cerdos de cebo por hectárea, o su equivalente.

La posible instalación en la Cañada del Judío podría albergar 6.000 cerdos o 36.000 lechones

Marcha reivindicativa en contra de las macrogranjasEn la Cañada del Judío la instalación prevista tiene una extensión de unas 400 hectáreas lo que significa que esta podría albergar hasta 6.000 cerdos o 36.000 lechones, y no se consideraría intensiva.

Además, en base a esta limitación en el Plan General, al solo limitar a la especie porcina podrían poner macrograngas de cualquier otra especie como teneros, pollos o pavos.

Por todo lo expuesto, Salvemos Nuestra Tierra considera una tomadura de pelo la opción elegida y exigen que se les tenga en cuenta, “queremos que el objeto de la modificación del Plan General se ajuste a las necesidades de la sociedad actual, sin medias tintas, sin marrulas”.

“En la marcha del próximo 8 de noviembre se lo vamos a decir ALTO Y CLARO, tanto al Pozo como al Excmo. Ayuntamiento de Jumilla, que no estamos conformes.

¡NO A LAS MACROGRANJAS, pero de ningún tipo!”