Ayer la Consejería de Salud determinaba que el casco urbano de Lorca pase a la Fase 1 flexibilizada, en función de los datos epidemiológicos, al alcanzar una incidencia acumulada de 474,6 por 100.000 habitantes en los últimos siete días. El caso de Jumilla sigue siendo muy preocupante ya que mantiene una incidencia acumulada de 867,2 infectados por cada 100.000 habitantes, la más alta de toda la Región, por lo que se sigue con detenimiento las medidas acordadas para nuestro municipio tras devolverlo a la Fase 1 el pasado viernes. También el municipio de Totana y la pedanía caravaqueña de Archivel se encuentran en Fase 1 flexibilizada.

El consejero de Salud, Manuel Villegas, anunció la decisión de nombrar a Jaime Pérez Martín, médico especialista en medicina preventiva y salud pública y miembro del Comité de Seguimiento Covid, como portavoz técnico de la Consejería.

Jaime Pérez Martín, portavoz técnico de la Consejería de Salud

Jaime Pérez Martín, portavoz técnico de la Consejería de Salud

En cada área de salud se ha constituido una Comisión Covid en la que participan equipos directivos de todas las unidades del Hospital de referencia, donde se analiza diariamente la situación del área, del hospital y de los centros de salud adscritos, recursos materiales y humanos y las medidas que en cada caso precisa la organización para dar respuesta a la demanda asistencial concreta.

La rápida expansión del virus en Jumilla se debe al contagio comunitario y el portavoz técnico de la Consejería, Jaime Pérez Martín, explico que el 50% de este, corresponden a contagios en el hogar, los más difíciles de controlar, del resto, el 20% pertenecen al entorno laboral y más del 25% se producen en el ocio.

El portavoz técnico insistió en mantener las medidas de seguridad en todas las franjas de edad, ya que esta es una enfermedad infecciosa aguda, “que por desgracia en muchas ocasiones deja secuelas”.

Por su parte Villegas reiteró el llamamiento a la sociedad para que evite situaciones de riesgo, sobre todo a las personas mayores de 65 años, que limiten las salidas de su domicilio, y que paseen o hagan actividad saludable por zonas no concurridas.

Cualquier persona con síntomas debe guardar escrupulosamente la cuarentena, no asistir al trabajo y contactar con el teléfono 900 12 12 12, o con su médico vía telefónica o telemática, que le indicará los pasos a seguir.

Es fundamental el uso de mascarillas de protección en todo caso, el lavado e higiene de manos y limitar la actividad social, evitando reuniones sociales de familiares o amigos en los que no sea posible mantener las medidas de prevención.