El jefe del Ejecutivo regional, Fernando López Miras, anunció hoy 5 millones de euros en ayudas para apoyar a empresas y autónomos con actividad en el sector de la hostelería afectados por la crisis sanitaria del Covid-19. “Una ayuda que permita recibir a todos los hosteleros que hayan tenido una reducción de ingresos superior al 40 por ciento una subvención de hasta 4.000 euros con la que poder cubrir fundamentalmente los costes relativos a impuestos locales, tasas locales y aquellos costes fijos que les están asfixiando en este momento”, explicó el presidente.

“Vamos a destinar a esta medida un presupuesto regional de cinco millones de euros, que podremos ampliar en su caso”, aseguró López Miras, tras participar hoy en la reunión por vía telemática con el resto de presidentes autonómicos y el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, un encuentro que valoró “positivamente”, porque “en la Región de Murcia creemos en el diálogo, en la necesidad de coordinarnos y en una respuesta única como nación ante una amenaza que nos afecta a todos y que no puede tener 17 frentes distintos para atajarla”.

En este sentido, instó al Gobierno central a “caminar juntos con el sector turístico y hostelero, que han sufrido la mayor debacle de su historia”, y pidió la extensión de los ERTE hasta abril de 2021 en este ámbito concreto de la actividad productiva, “cuyo peso es tan importante en la Región de Murcia y en el conjunto de España”, así como la reducción del IVA al 4 por ciento. Asimismo, el Gobierno autonómico solicitará a todos los ayuntamientos de la Región “que amplíen al máximo, dentro del marco normativo municipal y del respeto a la convivencia vecinal, el espacio destinado para terrazas de los bares y restaurantes.

Además, explicó que, paralelamente, el Gobierno regional ampliará las ayudas dirigidas al sector hostelero y turístico de la Región de Murcia elevando hasta 100.000 euros la cuantía de los microcréditos de la línea de ayuda del Instituto de Turismo de la Región de Murcia ‘Itrem, Turismo Seguro’, para afrontar el pago de alquileres, nóminas y gasto corriente.