La Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, la Consejería de Educación y Cultura y la Federación de Municipios de la Región de Murcia (FMRM) acordaron en un grupo de trabajo celebrado a finales de la semana pasada las medidas de conciliación familiar que se aplicarán frente a un escenario en que habrá clases semipresenciales.

Subvención directa de 7 millones de euros a repartir entre los ayuntamientos

El decreto que se ha estado debatiendo cuenta con una subvención directa para todos los ayuntamientos de la Región de un total de 7 millones de euros, que serán repartidos en función del número de niños de 3 a 12 años que se haya contabilizado en cada municipio.

Atención de niños de 3 a 12 años

Esta línea está dirigida a la atención de niños y niñas de educación primaria (6-12 años) y segundo ciclo de educación infantil (3-6 años) cuyos progenitores estén trabajando o recibiendo formación para el empleo, con horarios adaptados a la jornada escolar de los centros educativos del municipio.

Se priorizará si se trata de familias monoparentales, numerosa especial y según el nivel de ingresos de las familias, tomando como referencia el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

La Consejería afirma que las ayudas estarán disponibles con el inicio del curso escolar

Los servicios susceptibles de esta subvención son, en un primer lugar, los prestados por el ayuntamiento en horario escolar, cuando por criterios epidemiológicos el funcionamiento de los centros escolares no permita la atención a la totalidad del alumnado; en segundo, los servicios de ‘canguro’ o cuidado puntual prestados en una instalación adecuada al objeto del servicio.

Todas estas ayudas estarán disponibles para las familias durante los primeros días de curso escolar, una vez que los centros señalen los días de no asistencia a clase, los ayuntamientos dispongan de los espacios y personal que está en plena preparación y las familias conozcan, por tanto, qué ayudas les resultan más ventajosas de cara a los próximos meses.

Asimismo, estas ayudas irán adaptándose a las necesidades que se vayan detectando. De esta forma, si en un municipio no se presenta el número de solicitudes esperadas se podrá modificar el presupuesto para hacerlo llegar a otra localidad que supere las inicialmente previstas.

“Entendemos que si es difícil para una persona sola salir adelante con los hijos que tenga, salir con un mayor número de hijos se hace también muy complicado para los padres, por lo que se conceden ayudas directas a gastos familiares corrientes y a medidas de conciliación familiar. Nuestro compromiso queda patente y seguirá evolucionando a la par que el escenario que va dejando la pandemia, para adaptarse a las demandas de quienes más lo necesitan”, concluyó la consejera Isabel Franco.