Primer día laborable bajo el estado de alarma y muchos han sido los jumillanos que a primera hora de la mañana salía de sus domicilios para hacer compras, trámites en los bancos, echar combustible o adquirir medicamentos.

Pequeñas colas en la entrada de algunos supermercados

Algunas de las grandes superficies de alimentación de Jumilla han tomado medidas al respecto, con la entrada progresiva de las personas, a los que reciben con guantes y mascarillas. El resto espera en la calle guardando su turno y respetando la distancia de seguridad, en algunos casos.

En otras grandes superficies no hemos visto que haya cambiado nada a la entrada de sus establecimientos, no hay colas ni personal del establecimiento a la entrada.

El pequeño comercio local también toma medidas

El pequeño comercio también ha tomado medidas y solo atiende de uno en uno quedando el resto en la calle. Mismas medidas que han tomado las farmacias o los bancos.

El comercio minorista de la localidad también toma medidas a la entrada y solo atienden de uno en uno

Establecimiento local de alimentación (Frutas y verduras)

El suministro de alimentos está garantizado

El suministro de productos de primera necesidad está asegurado y la población debe evitar las compras compulsivas y abusivas que se realizaron a finales de la semana pasada.

Lo que tampoco escapa a la vista es el tránsito constante de Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil.

Dentro del estado de emergencia en el que se encuentra el país, en la localidad hasta el momento la situación es relativamente normal pero al ser un día laborable si hay más tránsito de personas y vehículos por las calles.

La población debe permanecer en sus casas

Recordamos que sino tienen que ir a sus puestos de trabajo deben quedarse de manera obligatoria en sus casas y solo salir en el caso de necesitar productos de primera necesidad (alimentos, medicamentos, etc.) y en el resto de supuestos que recoge el decreto. Estas medidas no buscan más que cambiar la curva de propagación del virus, aplanarla y no saturar los centros sanitarios.