Según datos facilitados por el concejal de Agricultura, Juan Gil, a través de las organizaciones agrarias, el granizo caído en la tarde de ayer en Jumilla ha afectado a unas 565 hectáreas de cultivo, de las que 250 son de almendros, 220 de frutales y 25 de viñedo. Los parajes dañados son el Rincón de Santa Ana, El Ardal, La Alquería, Herrada del Tollo, El Prado y El Hornillo.

Dentro del casco urbano, la Policía Local llevó a cabo diferentes actuaciones con el objetivo de tratar de movilizar el tráfico para minimizar los colapsos y reordenar y redirigir el mismo a zonas menos congestionadas. Se coordinaron actuaciones con Aguas de Jumilla que dispuso de un operativo de ocho efectivos para favorecer la evacuación de las aguas pluviales.

El cuerpo de Bomberos permaneció en alerta por si fuera necesaria actuación, aunque finalmente ninguna incidencia requirió de su presencia. “En 30 minutos aproximadamente el agua pluvial quedó evacuada y la fluidez del tráfico restablecida. Se eliminaron obstáculos arrastrados por la lluvia y se trabajó para solucionar los problemas ocasionados por las tapas de alcantarilla levantadas, así como en sótanos o locales donde entró agua. Se cortaron calles y se auxilió a varios vehículos que quedaron detenidos o averiados en la calzada por la lluvia”, según informa el concejal de Emergencias, Eugenio Aguado.