El Ayuntamiento de Jumilla y Ecoembes han puesto en marcha la campaña ‘Piensa con los pulmones‘, que tiene como objetivo el fomento del reciclaje del contenedor amarillo, centrado en considerar el hábito del reciclaje como un hábito más intrínseco en nuestra vida diaria y que potencia el beneficio medioambiental de preservar el aire limpio.

campaña de reciclado jumilla

Campaña de reciclaje

La campaña planea situaciones cotidianas en las que cualquier ciudadano se puede sentir identificado, y que denotan el “pensar con la cabeza”, “con el estómago” “o con el corazón”, y añade la situación del reciclaje como una más para preservar el aire que respiramos, la cual se convierte en “pensar con los pulmones”.

Esta campaña continúa con las de 2017 y 2018, mostrando a los jumillanos de forma tangible los beneficios que tiene el reciclaje de los residuos que se depositan en el contenedor amarillo (latas, envases de plástico y briks), tanto en la protección de la calidad del aire como en el cuidado del medio ambiente. Se pretende dar respuesta a la pregunta “¿Para qué sirve el reciclaje?“, una cuestión que se hacen muchas personas a la hora de separar adecuadamente sus residuos. Para transmitir este mensaje, Ecoembes ha realizado varias piezas publicitarias en las que muestra con datos reales (“Por cada seis latas/botellas de plástico que reciclas en el contenedor amarillo contrarrestas 10 minutos de un tubo de escape”) cómo la separación de residuos se convierte en una acción fundamental que contribuye a mantener el aire lo más limpio posible y evitar la contaminación atmosférica. Esta información puede ser contrastada en la web: https://ecoembesanuncios.es/piensa-con-los-pulmones/, donde se explican las equivalencias utilizadas, resultado de calcular la diferencia de las emisiones de CO2 que se producen al fabricar envases con recursos naturales frente a hacerlo con materiales reciclados.

La campaña comienza mañana y tendrá presencia en los medios de comunicación de Jumilla como televisión, radio, prensa impresa, internet y soportes de publicidad exterior como son los mupis.

15.000 euros en premios

Juan Gil concejal Jumilla

Juan Gil, concejal de Medio Ambiente

Además, para premiar el espíritu ecológico en la Región de Murcia, hay un premio de 6.000 euros para el municipio que más recicle en 2019, y otros dos premios de 5.000 y 4.000 euros, para los que más incrementen su aportación neta de envases al contenedor amarillo. El registro se contabilizará en marzo de 2020, teniendo en cuenta los kilos/habitante en 2019, menos el porcentaje de envases depositado de forma incorrecta.  Los municipios ganadores se comunicarán en abril de 2020, y el importe entregado al municipio podrá destinarse a un proyecto de obra social. 

En 2017 el municipio más reciclador, premiado con 6.000 euros, fue Abarán, que con una tasa de reciclaje de 18,8 kilos de envases ligeros por habitante se situó por encima de la media regional (10,7 kilos por habitante).

Este mismo municipio, además, resultó galardonado con otros 5.000 euros al convertirse también en la localidad con una tasa de reciclaje superior a la media regional que logró un mayor incremento porcentual con respecto al año anterior. Mazarrón, que alcanzó los 10 kilos de envases ligeros por habitante, fue durante 2017 el municipio con una tasa de reciclaje inferior a la media regional que registró un mayor incremento porcentual con un 37,8, un esfuerzo por el que obtuvo un premio de 4.000 euros.

El concejal de Medio Ambiente, Juan Gil Mira, se muestra satisfecho porque Jumilla fue el municipio de la Región de Murcia que más creció en la recogida de papel y cartón, ascendiendo en un 38,2% con respecto al año anterior, pasando de las 282,62 toneladas recogidas en 2016 a las 388,82 toneladas en 2017, y alcanzando los 15,3 kg/habitante, por encima de la media regional, que fue de 11 kg/habitante. Como el concurso premia al municipio que más  envases recicle, anima a la ciudadanía a que “este año seamos los que más aumentemos en la recogida de envases ligeros, (botellas de refresco, bolsas, bandejas de corcho blanco, latas de refrescos, conservas, bandejas de aluminio,  briks de leche, zumos), ya que en el reciclaje de envases ligeros, con 142,62 toneladas recogidas en 2017 que supone una media de 5,6 kg/habitante, estamos todavía muy por debajo de la media regional que es de 10,7 kilos por habitante”