Tras el Campeonato de España de Lanzamientos Largos de Invierno, Ángel Moreno volvía a verse en una prueba de nivel nacional tras haber obtenido la mínima para tal fin.

Se trataba del Campeonato de España Sub-16 y la prueba de lanzamiento de peso se presentaba muy reñida con 18 atletas de los cuales sólo dos tenían marcas muy superiores al resto. Con tanta igualdad, lanzar un metro más o menos sería el motivo de llegar a las medallas o quedar fuera de ellas.

El atleta jumillano completó un concurso muy regular en el que sólo le falto haber enganchado un lanzamiento de los llamados redondos en el que el disco le hubiera volado un metros más para terminar en una posición más destacada.

Moreno tuvo un mejor lanzamiento de 39,81 metros que lo dejaron en la posición 16.