Darío no es de los que se rinde fácilmente. Ya había concursado en la edición anterior y aunque no tuvo la suerte de ganar, nunca se desanimó.

Los padres de este jovencito de Jumilla esperaba con impaciencia la nueva edición de Concurso para intentarlo con más fuerza.

Seguro que le dedicó mucho tiempo a elegir el tema de su dibujo y a hacer pruebas y bocetos. Tener buenas ideas y buscar la mejor forma de representarlas es muy importante. El resultado merece la pena.

concurso-tostarica

Darío ya participó en la anterior edición

No sabemos si algún accidente doméstico esa mañana le inspiró este “Desayuno en movimiento” que es el nombre de su dibujo. Pero la idea de combinar una carita divertida, con una taza de chocolate voladora, es muy original y simpática.

Su consejo para todos los niños que participan es que de los errores y de las decepciones también se aprende. Siempre hay que volver a intentarlo sin rendirse jamás.

Este año la participación ha batido el récord desde que se celebra el concurso. El nivel de creatividad y ejecución ha sido altísimo. Miles de niños de 3 a 12 años han creado una cantidad enorme de dibujos absolutamente geniales. Está claro que no hay límites para su imaginación.

Junto a Darío López han ganado en esta edición las niñas Alexandra de Benirredra (Valencia) y Nora de Barcelona.