El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, afirmó hoy en el acto de inicio de las obras en el tramo ‘Enlace N-344- Enlace A-31’ de la autovía A-33 Blanca-Fuente la Higuera, al que también asistió el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que conectar la Región de Murcia con la Comunidad Valenciana por el interior a través de la A-33 “va a suponer más oportunidades y progreso territorial, social y económico”.

“Las infraestructuras son las arterias por las que circulan las oportunidades”, dijo López Miras, quien aseguró que esta infraestructura supondrá “progreso territorial, porque se hace más España uniendo y vertebrando distintos territorios; progreso social, porque ganamos en seguridad vial y en comodidad para los miles de españoles que van a circular por esta infraestructura; y progreso económico, porque será un generador de oportunidades, empleo, riqueza, crecimiento y desarrollo”.

Estamos en un momento en el que la política exige hechos y no palabras”, dijo López Miras, quien aseguró que “en el año que llevo como presidente de la Región de Murcia cada palabra del ministro de la Serna ha ido acompañada de hechos”.

Esta autovía mejorará las comunicaciones por carretera del Altiplano con la Comunidad Valenciana por el interior para cada uno de los más de 5.500 vehículos que la utilizan cada día, y aumentará notablemente la seguridad vial, especialmente de los miles de profesionales del sector del transporte de carretera que circulan por este trazado dedicados a exportar productos de la Región. Uno de cada cuatro conductores que circularán por ella lo hará en un vehículo pesado.

 

llegada-ministro-fomento-obras-autovia

Momento de la llegada del ministro de Fomento

Autovía A-33

El trazado completo entre Blanca y Fuente la Higuera es de 89,1 kilómetros de longitud, de los que 60 kilómetros discurren íntegramente por la Región de Murcia. La inversión total prevista es de 466 millones de euros.

Su construcción está muy avanzada. Dos tercios del trazado están abiertos al tráfico. En la actualidad los vehículos pueden circular por 60 kilómetros, un 65 por ciento del total de la vía. La mayor parte del trazado abierto al tráfico está en la Región, con 55 kilómetros operativos entre Blanca y Yecla, mientras que los otros 5 kilómetros corresponden a la variante de Fuente la Higuera.

Una vez que se complete todo su trazado, se reducirá en 46 kilómetros el recorrido entre Murcia y Valencia respecto al actual por la autovía A-7. El recorrido entre estas dos ciudades será de 212 kilómetros, frente al itinerario actual por la costa (258 km). También reducirá 30 minutos el tiempo de viaje entre Murcia y Valencia.