El Parque Regional Sierra del Carche multiplicará su valor natural y turístico gracias a un proyecto para potenciar las actividades agroturísticas, enológicas y medioambientales sostenibles. La iniciativa, presentada por un grupo de empresas agrícolas y turísticas y bodegas de la zona del Altiplano, fue aprobada durante la reunión de la Junta Rectora del Parque celebrada la pasada semana y cuenta con el apoyo de la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente, desde donde se instó a dar los primeros pasos para llevar a cabo esta iniciativa.

El objetivo de este proyecto es dar a conocer la riqueza ambiental del Parque y mejorar su conservación y aprovechar las fortalezas de esta zona para generar nuevas actividades que conviertan el Altiplano en un foco de atracción de nuevos visitantes y de desarrollo económico y social sostenibles.

Junta Rectora del Parque

consuelo-rosauro

Consuelo Rosauro, directora general del Medio Natural, en su visita a la restauración del pozo de la nieve del Carche

La directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro, presidió la reunión de esta órgano de participación, en el que están presentes también asociaciones y entidades agrarias, ecologistas, de conservación, empresas de la zona del Altiplano y propietarios de terrenos, y señaló que “La Sierra del Carche posee una gran singularidad por la gran variedad de especies de flora y fauna que posee, además de ser un espacio de una gran riqueza geológica, una zona ampliamente reconocida por la calidad de sus vinos con Denominación de Origen. Esta iniciativa, impulsada por colectivos y empresas de la zona, permitirá poner en valor el patrimonio cultural y natural del entorno manteniendo un perfecto equilibrio entre los aspectos ambientales, económicos y sociales”.

Recuperación zona Alberquilla

Otra de las propuestas analizadas durante la reunión de la Junta Rectora del Parque fue la realizada por el Grupo Hinneni, integrado por amantes y aficionados al senderismo o la espeleología y conservacionistas, para restaurar la zona conocida como el cuco de la Alberquilla, unas construcciones empleadas de manera temporal por los agricultores de la zona y que en su mayor parte datan de los siglos XVIII, XIX y principios del XX. En este sentido, el órgano de gestión del Parque propuso iniciar los trabajos de señalización interpretativa y de adecuación de los senderos dentro del Parque Regional.

Durante la reunión, además, se estudió la memoria de actividades e inversiones realizadas durante el pasado año en ámbitos como conservación, equipamientos y uso público, infraestructuras y defensa del medio natural, comunicación y divulgación.

Seguir potenciando el Parque

En cuanto a la planificación para el presente 2018, la Junta Rectora acordó seguir potenciando aspectos como la comunicación interna, la participación y la transparencia, con la creación de un canal entre los miembros de este órgano que sirva como vehículo para canalizar todas las propuestas y sugerencias en materia de gestión y conservación del Parque Regional.