La Comunidad franciscana de Santa Ana del Monte celebra esta noche una Vigilia de Adoración Nocturna con motivo de la festividad de San Pascual Bailón, que moró en este convento durante tres años.

Esta Vigilia comenzará a las 21 horas, como se viene celebrando desde tiempo inmemorial con la Adoración Nocturna de la Diócesis que se encarga de organizar la vigilia de adoración al Santísimo en memoria de San Pascual, morador de este convento.

Su fiesta se celebra el 17 de mayo, pero por razones del cambio en el sistema laboral en tiempos más recientes, se ha trasladado dicha Vigilia al sábado siguiente a su fiesta. Por este motivo, hoy sábado día 19, siendo las 21 horas, celebrarán la Vigilia de oración en memoria de San Pascual Bailón presidida por Valeriano Martínez, párroco de El Salvador y Consiliario de la Adoración Nocturna de Jumilla.

celda-san-pascual-jumilla

Celda en la que moró durante 3 años San Pascual en Jumilla

Al finalizar la misma se hará una procesión con el Santísimo hasta la capilla del Padre Juan Mancebón en donde se procede a la bendición de los campos con el mismo Santísimo Sacramento. Vueltos al convento la Adoración Nocturna de Jumilla obsequia con un ágape a los participantes que provienen de los más dispares pueblos de la Región.

Además de la celda de San Pascual, en Santa Ana se conserva otra capilla, la de Belén, edificada a principios del siglo XVII para identificar el lugar en donde a san Pascual, siendo aún bosque lo que ahora es el huerto, y según consta en las crónicas del Convento, se le apareció la Virgen, san José y el Niño Jesús. Como dato curioso es que salvo la ermita de la Santísima Trinidad y esta de Belén todas las demás están dedicadas a la Pasión de Cristo. Es otro de los múltiples legados que en su breve estancia dejó san Pascual, junto al Beato Andrés Hibernón en Santa Ana.