Miles de personas participaron este domingo en la Romería del Cristo Amarrado a la Columna, que tras permanecer en la ciudad durante ocho semanas, ha vuelto al Monasterio franciscano de Santa Ana del Monte.

Cristo sale iglesia Santiago Jumilla

Se inicia la procesión desde Santiago hasta la Ermita de San Agustín

A las siete y media de la mañana en la iglesia mayor de Santiago se celebraba la tradicional Misa de despedida, que ha servido de colofón a los actos religiosos que durante toda la semana pasada se han celebrado en honor a este Cristo por el que los jumillanos sienten tanta devoción.

Procesión hasta San Agustín

Tras la Misa, la imagen del Cristo ha sido trasladada hasta la Ermita de San Agustín, donde el párroco Jorge Oliva ha procedido a dedicarle unas palabras de agradecimiento al protagonista de la Romería, que unos minutos antes de las diez de la mañana iniciaba el camino a Santa Ana acompañado por tan nutrido grupo de personas de todas las edades.

A lo largo del camino ha hecho las habituales paradas, zona del Prado y Roalico, donde los romeros han tomado fuerzas para continuar el traslado.

Misa de recibimiento

Cristo sale iglesia Santiago Jumilla

Se inicia la Romería del Cristo Amarrado a la Columna

Una vez en el Monasterio de Santa Ana ha sido recibido por los padres franciscanos, que han realizado una Misa de bienvenida en el atrio del Convento.

Respeto a la fauna

Aunque en un principio los Romeros del Cristo habían anunciado que no participarían en la Romería, finalmente sí asistieron. La decisión inicial fue tomada por los caballistas el sábado a raíz de la decisión tomada por la consejería de Medio Ambiente de prohibir que sonara música en la zona recreativa de Santa Ana La Vieja al ser esta la época de cría de las aves, especialmente el halcón peregrino y el búho real, dos especies protegidas que habitan la zona.