IU-V denuncia la cuantiosa subida en la privatización de servicios de jardinería y limpieza de determinadas zonas (ya no solo zonas verdes sino de todo tipo), que pasará a costar 42.375 euros al mes frente a los 26.972 euros que cuesta actualmente (57 % de incremento), lo que esta formación política considera una descomunal subida como algo no deseable al aumentar el volumen de contratas, ya que un 21 % de todo esto son impuestos que en nada benefician, ni a los trabajadores ni a las arcas municipales.

No se mejora el servicio

A esto se añade el deterioro continuo de los jardines y su conversión en zonas de limpieza fácil, artificiales, sin sombra y llenas de grava, césped artificial y plantas cada vez menos vistosas, y ponen como ejemplo la remodelación del jardín de la plaza de Manuel Azaña, donde se ha sustituido césped natural por artificial, al igual que en el jardín del Barrio San Antón.

Jardín La Estacada Jumilla

IU-V denuncia el deterioro que están sufriendo los jardines

También es notoria la escasez de arbolado conforme pasan los años y el dato de la cantidad de árboles incluidos en el año 2015 (974 árboles en las calles) frente a los 684 y 133 marras que se ponen en el pliego actual para 2018 y 2019.

Todo lo anterior ha llevado siempre a IU-Verdes a solicitar que los servicios de jardinería y limpieza de esas zonas se hicieran de forma separada y en un principio todos los cuidados a los jardines se harían con los jardineros municipales, siendo la limpieza lo que podría acometerse por una empresa hasta que el Ayuntamiento lo asumiera directamente. Ni PP ni PSOE han sido sensibles a esta cuestión y han ido compitiendo para subir cada vez más la privatización y derivando jardineros a otros cometidos o menesteres en un intento de justificar las cada vez mayores privatizaciones.

IU-Verdes critica que las zonas verdes con menor índice de disfrute serán las que se mantendrán por los jardineros municipales (zonas verdes de las afueras, de las pedanías, de polígonos industriales, etc,) mientras que los jardines históricos son los que se mantendrán por las contratas. En opinión de esta formación no tiene lógica que aquellos que más experiencia tienen se dediquen a lo más fácil y lo más difícil se encomiende a empresas que van cambiando.

En esta nueva privatización no tiene lógica que se sumen las diferentes superficies sin detallar todo lo que se debe hacer en cada sitio. El aumento de metros cuadrados que gestionará la empresa es a juicio de IU-Verdes muy poco ajustado al aumento de esfuerzo, puesto se pasará de 57.995 metros de zonas verdes a 91.995 metros cuadrados pero incluyendo 16.000 metros cuadrados de los campos de fútbol. En el caso de los campos de fútbol de hierba artificial que suman 9.000 metros cuadrados se requiere un mantenimiento muy escaso comparado con el de hierba natural y con cualquier jardín.